La Cámara de Pisos y Revestimientos Cerámicos denunció que el sector "se encuentra al borde del colapso" debido a que las ventas "cayeron 51,1% en marzo". El sector emplea a 4.000 personas.