La inflación sostenida provoca que los argentinos se las ingenien para tratar de gastar los menos posible. Y para aquellos que tienen hijos en edad escolar esa meta su vuelve muy complicada.

Por estos días, pensando en esos padres, muchas escuelas están implementando una forma novedosa de encarar la vuelta al cole.

Son cada vez más las instituciones educativas que adquieren los útiles al por mayor para luego vendérselo a los padres. Al comprar grandes volúmenes, los colegios pueden lograr ahorros que llegan hasta el 30 por ciento. En muchos casos, esos precios son respetados cuando los padres de los alumnos hacen la compra.

"Hay tendencias de compra para la Vuelta al Cole que celebramos como que algunos colegios privados hayan decido ocuparse ellos de proveer a todo el alumnado evitando el estrés de los padres, igualando a todos y a precios mucho más convenientes", explica Germán Di Carlo, CEO de Staples Argentina.

Por otra parte, los especialistas del sector indican que, para anticiparse a futuros aumentos de precios, crecieron 10% las ventas anticipadas en diciembre. Además, el público elige segundas marcas más económicas, especialmente, para los útiles que más se pierden, aunque prevalecen las más conocidas para mochilas y cartucheras. Los productos más vendidos siguen siendo los bolígrafos, cuadernos y repuestos para carpetas y se mantiene muy pareja la venta tanto en tiendas como en diferente plataformas digitales.

En el caso de Staples un gran porcentaje de la venta es canalizado a través de la web, con alrededor del 80% durante todo el año y 50% durante la 'Vuelta al Cole'.

Precios Cuidados

A principios de febrero, el Gobierno presentó el programa 'Vuelta al Cole con Precios Cuidados', una iniciativa de la Secretaría de Comercio Interior que sumó productos escolares al listado de bienes ya incluido. Según anticiparon funcionarios, se puede conseguir una canasta de diez útiles escolares en hipermercados de todo el país a $500 y también hay mochilas y accesorios disponibles en los locales de Todomoda.

Por otro lado, hay 31 librerías y papelerías independientes de todo el país en la que están disponibles 15 útiles dentro del programa, porque se suman a los disponibles en hipermercados kits de geometría, tijeras y marcadores.

El año pasado, el Gobierno de Mauricio Macri también había incorporado productos escolares a precios más accesibles al Programa Precios Cuidados. En ese caso, se trató de 37 productos de librería (lapiceras, reglas, gomas, lápices) que se vendían en supermercados adheridos. También ofrecieron descuentos bancos públicos y algunos privados y las librerías se habían sumado a "Ahora 12".