La automotriz francesa Renault despedirá 15.000 empleados en el mundo, en el marco de un plan de ahorro de más de 2.000 millones de euros en tres años.

La aplicación de este plan deberá ser aprobado y negociado con las fábricas y los sindicatos ya que incluye una reducción de la masa salarial de Renault en 15.000 empleados, 4.600 de ellos en Francia, pero sin recurrir a los despidos.

Estos movimientos que se dan a nivel mundial por el momento no afectan a la Argentina. De esta manera, la planta que Renault tiene en Santa Isabel seguirá con la producción de los modelos Sandero, Stepway, Logan y Kangoo.