Enjoy, la cadena de casinos y hoteles con sede en Chile, anunció que tomó la decisión de iniciar un proceso de reordenamiento financiero, según la denominada Ley de Reorganización y Liquidación de Empresas chilena. La compañía busca con la solicitud de concurso evitar la quiebra tras el golpe que supuso para su negocio la pandemia del Covid-19.

Enjoy -que es controlada por el fondo estadounidense Advent- es propietaria en Uruguay del Enjoy Punta del Este, antes conocido como Conrad. La filial uruguaya -Baluma- no está alcanzada por la medida tomada por la matriz en Chile.

La decisión que tomó el directorio de Enjoy fue comunicada por Rodrigo Larraín, su gerente general, a través de un hecho esencial dirigido al presidente de la Comisión para el Mercado Financiero chilena, informa el diario El País.

Larraín dijo que esta decisión "fue tomada en base a la situación financiera actual de la compañía, los flujos esperados para los próximos meses y la situación de pago para con los acreedores de la sociedad".

La pandemia provocó que las autoridades locales decidieran el cierre de los casinos en Chile, recordó Larraín, al tiempo que señaló que sus operaciones en Punta del Este y en la provincia de Mendoza tampoco están abiertas. "Todo ello impone que la empresa no está percibiendo ingresos de su giro", indicó el escrito.

Fuentes de Enjoy Punta del Este explicaron que "se trata de un pedido de reestructuración de los pasivos financieros de Enjoy (Chile), y que no afecta en modo alguno a Baluma, operadora del hotel y resort en Punta del Este, ni a los proveedores en general".

"Enjoy S.A. (Chile) recurrió a una herramienta que está disponible para protegerse en un momento crítico del negocio en la región y el mundo entero", agregaron.

"En cuanto Baluma, operadora del hotel y resort en Punta del Este, continúa trabajando en un plan de reapertura, la que se producirá una vez que las autoridades nacionales dispongan el levantamiento de la emergencia sanitaria".