El costo que tiene la Argentina para exportar su mercadería a través de los puertos fluviales es un 66% más alto que si lo hiciera por una terminal paraguaya o uruguaya, lo que resta competitividad a la producción nacional, según lo indica un análisis de la Bolsa de Comercio de Rosario.

El costo de entrada de un buque a los puertos del Río Paraná es de u$s100.000

En el caso de los puertos marítimos, según el estudio, el valor hora de un practicaje de corta duración es de u$s920 en Bélgica; u$s1.390 en Holanda y de u$s1.920 en Bahía Blanca, es decir, que la diferencia llega casi al doble.

en asesorar a los capitanes de grandes buques para que lleguen sin inconvenientes a los accesos de las terminales portuarias.

El informe también subrayó que los valores de practicaje de la Argentina son los más altos detectados para duración intermedia y larga, ya que mientras el valor hora es de u$s390 en Egipto, en Uruguay es de u$s1.246; mientras que de este lado del Río de la Plata, es de u$s1.444.

Por su parte, la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia determinó que “el costo de entrada de un buque a los puertos del Río Paraná es de u$s100.000, un 45% del total de los costos”, y remarcó que “está pagando el doble que en España, China y Chile”.

Incluso precisó que “para un buque metanero, como los que importan gas para YPF y Enarsa, el costo del practicaje se eleva a los u$s250.000”.

“Un mismo servicio, para un mismo cliente, por cada u$s100 que se paga en los puertos San Lorenzo (Santa Fe), San Nicolás o Ramallo, en Uruguay y en Paraguay se paga u$s60”, precisó a Té- lam el presidente del Grupo PTP, Guillermo Misiano.

PTP posee las concesiones de los puertos fluviales bonaerenses de Lima, Ramallo y San Nicolás, el santafesino de Villa Constitución, el paraguayo de Villeta y el uruguayo de Nueva Palmira. Misiano explicó que “los valores salariales son similares en los países de la región, no hay diferencia entre lo que se lleva el trabajador”.