Amazon es de las pocas empresas en todo el mundo que está creciendo en medio del caos por el coronavirus (Covid-19). En en medio del brote, la empresa anunció que necesitaba contratar a 100.000 personas para poder hacer frente a la enorme demanda de pedidos que sus clientes estaban realizando desde casa

Ante la incorporación de nuevos empleados, Amazon comenzó a ensamblar equipos para su primer laboratorio de pruebas para detectar al Covid-19 y así poder monitorear la salud de sus trabajadores, incluidos aquellos que no muestran síntomas del virus, para frenar el contagio del virus.

"Las pruebas regulares a escala mundial en todas las industrias ayudarían a mantener a las personas seguras y ayudarían a que la economía vuelva a funcionar", escribió la compañía en una publicación de blog oficial. 

"Desafortunadamente, hoy vivimos en un mundo de escasez donde las pruebas de Covid-19 están muy racionadas", manifestó la empresa.

Pero no solo los trabajadores de Amazon se van a beneficiar de este laboratorio. Según CNBC, en Seattle, una de las ciudades de Estados Unidos más afectadas por la pandemia, la empresa está investigando, con el respaldo de la Fundación Gates, para poder recoger y entregar pruebas del COVID19 en los hogares.

En tanto, Amazon entregarán test a las personas que se sientan enfermas o que sean asintomáticas y se recogerán para su análisis. Si se detecta el coronavirus en los hisopos, un trabajador de la salud se pondrá en contacto con él. 

"Todos los mensajeros involucrados fueron entrenados en el manejo de material médico, y distribuirán los kits de auto-test a los hogares de aquellos que los hayan solicitado", concluyó la empresa.