La Ciudad de Buenos Aires recibió 2,7 millones de turistas internacionales en 2018 y cerró otro año de crecimiento.

El consumo en bienes y servicios de los visitantes extranjeros, que llegaron alentados por la devaluación, aumentó 30% en pesos constantes, lo que representó un ingreso extra de $12.000 millones. En total, el turismo generó u$s3.000 millones para la Ciudad: u$s2.000 millones es lo que dejaron los visitantes internacionales, mientras que el resto de la cifra se compone del turismo nacional.

La mayoría de los turistas provienen de Brasil, Uruguay, Estados Unidos, Chile, Colombia, España, Perú e Italia. En promedio, dejaron u$s900 de gasto en cada viaje, cifra superior al gasto promedio de viaje en Sudamérica, que asciende a 798 dólares.

El turismo registró un crecimiento en los mercados de mayor gasto, como Estados Unidos y Canadá (+3,3%); Europa (+4,6%) y Asia (+14,8%). Desde el gobierno porteño informaron que los arribos de británicos desde Londres aumentaron un 31%, mientras que la llegada de turistas chinos desde Ámsterdam creció un 46 por ciento.

Incentivos

En 2018 la Ciudad registró la tasa más alta de la ocupación hotelera desde 2011, con un 59,4%. Frente al fuerte incremento, a fines del año pasado el gobierno porteño sancionó un Régimen de Promoción para el Sector Hotelero, una ley con incentivos fiscales para fomentar el desarrollo, la remodelación y la reestructuración de la plaza hotelera existente.

"El régimen es clave, porque una parte de la infraestructura hotelera de la Ciudad tiene más de 30 años. La ley tiene la potencialidad de remodelar más de 70 hoteles y de generar unos 2.000 empleos directos. Estamos tomando diferentes medidas para promover la competitividad del sector y que la Ciudad aproveche al máximo esta oportunidad", confirmó el presidente del Ente de Turismo, Gonzalo Robredo.

"En la Ciudad trabajamos cada día para generar nuevas oportunidades. Creemos que con estas medidas se incrementarán notablemente las inversiones en un sector que es estratégico y que tiene un gran potencial para seguir creciendo y desarrollándose", destacó el ministro de Economía y Finanzas, Martín Mura.

Por otro lado, Robredo también anunció una nueva concesión del bus turístico con dos operadores, con la que el gobierno porteño busca promover la competencia y una mayor calidad del servicio. La nueva operación incluye mejoras en el equipamiento, con wifi y estaciones de carga para celular.