A una semana de anunciar el cierre de la primera cementera de todo el país en Sierras Bayas y a pesar del período de crisis que atraviesa, Loma Negra abrió una convocatoria para sumar trabajadores para la nueva planta que comenzará a funcionar en 2020 en Olavarría, L'Amalí II.

Según aseguró la empresa en un comunicado, para esta nueva línea contratará a 120 trabajadores, de quienes 80 serán operadores y el resto se desempeñarán como gestores y analistas. Sin embargo, entre ellos no estarán incluidos los 45 que trabajaban en la planta de Sierras Bayas, a quienes Loma Negra prometió reubicar.

Por otro lado, la cementera sostuvo que "como parte de una estrategia corporativa de inclusión, se promoverá la diversidad de género" y que la selección de personal se realizará tanto internamente por parte de la empresa, como de forma externa, por lo que una consultora será la encargada de realizar la búsqueda abierta a la comunidad.

Además, Loma Negra destacó que la búsqueda externa se enfocará en la región Olavarría y aledaños, "a fin de contribuir al desarrollo de las comunidades cercanas a la planta, y haciendo foco especialmente en promover la diversidad de género".

Te puede interesar:
 

La histórica planta de Sierras Bayas, que cumplió 100 años, fue desde donde se hizo el primer despacho de cemento en la Argentina. Durante la crisis del 2001 tuvo que parar los hornos, y nunca más volvieron a encenderlos, y sólo realizaban molienda, despacho y los cementos especiales. Hace dos años tenía 100 trabajadores, pero al momento del anuncio de su cierre sólo quedaban 22 trabajadores, más 23 que prestan servicios en la planta, un total de 45.

Según habían explicado las autoridades de Loma Negra a BAE Negocios, la demanda de la producción de Sierras Bayas "se ha ido reduciendo producto de las nuevas tecnologías" y actualizarla "requeriría de una inversión superior a una fábrica nueva, con el agravante de que el yacimiento que debería abastecerla de materia prima está distante".

En cuanto a la situación de sus trabajadores, aseguraron que "el objetivo es continuar relocalizando a la mayor cantidad de gente posible, de modo que el cierre de la operación, en algún momento de este año, genere el menor impacto en nuestra gente y en la comunidad”. Sin embargo, en la nueva convocatoria no se aclara que vayan a reubicarse en L'Amalí II a las personas que recientemente perdieron sus puestos de trabajo.

Ver más productos

Macri planea resolver la transición por decreto

Macri planea resolver la transición por decreto

La Amazonia y la destrucción del mundo

La Amazonia y la destrucción del mundo

Ver más productos