El presidente Mauricio Macri mantuvo ayer una comunicación telefónica con su colega de Estados Unidos, Donald Trump, en la que dialogaron sobre las exportaciones argentinas de biodiésel y carne bovina al mercado estadounidense y sobre la posibilidad de que el país reingrese al mecanismo denominado Sistema Generalizado de Preferencias (SGP) para acceder a reducciones totales o parciales en los aranceles comerciales.

El 18 días quedará firme la imposición de impuestos contra el producto local

Sobre este último, Macri “renovó la expectativa de una recomendación positiva” en favor de la Argentina, considerando que el país ya ha cumplido recientemente con la realización de la audiencia pública prevista para acceder al mecanismo.

En el tema del biodiésel, Macri consideró junto al presidente Trump lo relativo al diálogo entre los sectores privados de ambos países y el Departamento de Comercio de los Estados Unidos, a fin de resolver “diferencias existentes” para que puedan retomarse los embarques a ese país, detallaron las fuentes oficiales.

Sin embargo a la fecha no hubo un encuentro entre las partes. Vale recordar que el próximo 6 de noviembre de no haber comentarios sobre la imposición de aranceles, éste quedará firme. Además en breve también se definirá la postura de los EE.UU. sobre la denuncia que recibió el biodiésel argentino por dumping.

Por otro lado, en la charla, Macri señaló -siempre según la Secretaría de Comunicación Pública de la Presidencia- “la importancia que atribuye Argentina al acceso de la carne bovina nacional al mercado estadounidense y la necesidad que la Secretaría de Agricultura americana pueda concluir el análisis de requisitos y aprobación para lograrlo”.