En lo que significará el cierre de la Cumbre del Mercosur, y con ello de su agenda internacional de este año, el presidente Mauricio Macri arribará hoy a Brasilia para asistir al traspaso de mando de la presidencia pro tempore al Paraguay.

Por la tarde, junto a los mandatarios Michel Temer (Brasil); Horacio Cartes (Paraguay); y Tabaré Vázquez (Uruguay) mantendrán el clásico encuentro presidencial donde se leerá la declaración final, con los ejes políticos y económicos.

Ayer, los cancilleres de los países que conforman el bloque ya mantuvieron reuniones en Brasil para pasar revista a la agenda interna y externa. A la cita, que tuvo como anfitrión al canciller brasileño, Aloysio Nunes, asistieron los ministros de Exteriores de la Argentina, Jorge Faurie; Uruguay, Rodolfo Nin Novoa; y Paraguay, Eladio Loizaga.

En lo referente a las cuestiones internas, según fuentes consultadas, la agenda estuvo dominada por discusiones sobre "iniciativas para una mayor integración de las cadenas productivas de los cuatro países y una propuesta de acuerdo para una mayor apertura en las compras gubernamentales", como ayer adelantó BAE Negocios. También se discutieron las barreras comerciales que persisten entre los miembros del Mercosur, que continúan suponiendo un freno para el pleno desarrollo del comercio.

La agenda externa, que también fue discutida antes de la reunión de los presidentes en el día de hoy, tuvo como eje las negociaciones para un acuerdo con la Unión Europea (UE), que a lo largo del año centró buena parte del interés. El canciller Jorge Faurie pidió a sus pares eliminar las trabas al comercio intrabloque, armonizar las normas de los cuatros socios y definir un esquema de integración productiva.

Faurie participó en Brasilia de la reunión ordinaria del Consejo del Mercado Común (CMC), máximo órgano de decisión del bloque, durante la que marcó la necesidad de "seguir diseñando el Mercosur del siglo XXI", por lo que pidió trabajar en "la armonización normativa" entre los países socios, "teniendo como aspiración la construcción de políticas públicas regionales".

Ante los cancilleres del bloque, Faurie destacó "la cohesión de los cuatro socios" en todas las etapas de negociación con la Unión Europea para un acuerdo de asociación birregional, que incluye el libre comercio.

"No hemos llegado aún al acuerdo final, pero nadie podrá decirnos que no estamos negociando con esfuerzo, aceptando los desafíos y defendiendo los intereses de nuestra región", sostuvo Faurie al referirse al último encuentro entre funcionarios de alto nivel de los dos bloques entre 11 y 13 de este mes, en Buenos Aires, al margen de la XI Conferencia Ministerial de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

El ministro relevó además el interés de que el bloque inicie negociaciones comerciales con Canadá y Corea y de avanzar con las que están en curso con los países del EFTA, bloque conformado por Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza.