El multimillonario Roman Abramovich podría obtener alrededor de u$s1.000 millones por una mina de cobre en el Lejano Oriente de Rusia en tanto el aumento de los precios del metal hace que el activo sea más atractivo.

El magnate está en conversaciones con KAZ Minerals para vender el yacimiento de cobre Baimskoye en la región de Chukotka en un acuerdo de acciones y efectivo que valora el proyecto en alrededor de u$s1.000 millones, dijeron dos fuentes cercanas al proceso, quienes solicitaron que su identidad permaneciera en reserva dado que la información no es pública. Abramovich también está en conversaciones con MMC Norilsk Nickel PJSC, en la cual es accionista, y la compañía puede ofrecer al menos u$s700 millones por el activo, dijeron las fuentes.

Abramovich, el décimo hombre más rico de Rusia, ha estado buscando un comprador para el yacimiento desde al menos 2012. KAZ Minerals, que extrae cobre en Kazajstán, confirmó su interés la semana pasada, aunque no se ha tomado una decisión. Norilsk Nickel dijo por primera vez que estaba considerando el proyecto en 2016, y el máximo ejecutivo Vladimir Potanin estima que la explotación costará al menos u$s4.000 millones, indicó Bloomberg.

Abramovich también quiere vender parte de su participación en Nornickel, como se conoce a la minera. Potanin ofreció u$s1.500 millones, o una prima del 10% sobre el precio de la acción, por una participación del 4 por ciento.