Mercado Libre sufrió este martes nuevo un cimbronazo en los mercados bursátiles. La plataforma argentina de comercio electrónico cayó un 9,6% en Wall Street, profundizando la corrección alcista que padece desde que comenzó el 2022.

Algo similar ocurrió con la cotización del Cedear correspondiente a Mercado Libre en el Merval. Al estar atado a los precios de las acciones de la empresa en el mercado estadounidense, los valores de este activo registraron descensos de alrededor del 8% en pesos y en dólares.

 

Esta es la segunda peor baja que experimenta en el mes. El pasado 9 de mayo, los papeles del unicornio de Marcos Galperín sufrieron su peor baja diaria desde 2009, cuando cayeron un 16,8%. 

En lo que va de este año, sus acciones acumulan una pérdida del 48%, esto se traduce en una reducción de su capitalización de mercado a unos USD 35.260 millones, lo que contrasta con los más de USD 68.000 millones que registraba al inicio del año.

¿Por qué pasó?

Las constantes caídas de Mercado Libre en los últimos meses están vinculadas con un fenómeno similar en la mayoría de las grandes empresas tecnológicas (Big Tech) que cotizan en Wall Street. Por citar un caso, la automotriz de Elon Musk, Tesla, perdió USD 10.000 millones el viernes pasado

Este desempeño negativo está impulsado por el aumento en los rendimientos de los bonos del Tesoro y el endurecimiento de la política monetaria de la Reserva Federal por el aumento de la inflación norteamericana.

A eso se le suman los temores a una caída en la actividad económica producto de las restricciones en China y la guerra en Ucrania, una situación que incrementa el valor de las materias primas y la energía en los mercados mundiales.