El Concejo Deliberante de Mar del Plata aprobó por unanimidad el proyecto para la promoción de la elaboración, distribución y comercialización de bebidas espirituosas artesanales.

La reglamentación detalla que la producción artesanal será a pequeña escala, con un límite máximo de 100 mil litros de alcohol puro al año.

Además, permitirá a los locales gastronómicos la elaboración propia y su comercialización podrá realizarse dentro del establecimiento a través de áreas de degustación y promoción.

Las bebidas deberán realizarse bajo las normas dispuestas por el Código Alimentario Argentino y deberán cumplir todas las medidas de seguridad de la normativa municipal, provincial y nacional. 

Bebidas blancas artesanales

Las bebidas espirituosas son todas aquellas que tienen contenido alcohólico y se obtienen a través de la destilación. Las más conocidas son el gin, ron, ginebra, whisky, tequila, coñac y vodka.

Por ello, la ordenanza aprobada este jueves apunta a generar un impulso de las producciones locales.

“Existe en la ciudad un movimiento de emprendedores dedicados a la destilería que no encontraban un marco de ordenamiento regulatorio", señaló el concejal Agustín Neme y agregó: "Esta herramienta sin dudas viene a darle respuestas a quienes están en el rubro y a los que están con ganas de incursionar".

Tras la aprobación, se hizo entrega de la habilitación municipal a la empresa Kalmar, la cual se convirtió en la primera destilería de bebida blanca de Mar del Plata, y lanzó al mercado su primer producto: un gin artesanal libre de gluten.

La aprobación por unanimidad se dio gracias a “la madurez política del Concejo", según evaluó Neme, y aseguró que llegaron a "una instancia en la que nace una nueva industria en la ciudad”.

El escrito establece la creación de un Registro de Productores Artesanales de Bebidas Espirituosas y será obligación de los fabricantes inscribirse allí. Además, los locales gastronómicos podrán sumar áreas de degustación, comercialización y promoción de sus productos.