Desde la muerte de Diego Maradona, se impuso el tour maradoniano por el barrio de La Paternal. Una de las citas obligadas es la esquina de Jonte y Gavilán, entre otras esquinas, allí se homenajea al 10 desde la terraza de un local con una estatua y pedestal de 4 metros de alto y un mural gigante. Aseguran que es la estatua más alta de Diego en Argentina. El local de debajo de ese santuario maradoniano se alquila. Una joyita para sus seguidores.

La esquina le pertenece desde hace 18 años a Alberto Pérez, ex dirigente de Argentino Juniors y presidente de la Junta de Estudios Históricos de Paternal y Villa Mitre. Pero además, es quién le hizo firmar el primer contrato al 10 con su club. Compró ese local, mientras esperaba que le vendieran la primera casa de Diego de la calle Lascano.

Un visionario, apenas lo vio a sus 16 años, supo el futuro que tendría. “Compré la casa y la esquina para levantar un poco el barrio. Pienso que cuando a uno le va bien en la vida, debe retribuirlo, quiero devolverle a la comunidad parte de lo que me dio”, señaló Pérez.

Al lado de la estatua realizada por el artista Jorge Martínez y el mural de doce metros de alto que hicieron Mariano Antedoménico y Pablo Cano, hay un rastrojero que recuerda al que llevaba a los partidos a los Cebollitas, equipo del que surgió Diego.

El local de abajo tiene alrededor de 60 metros cuadrados, fue hasta hace poco un bar. Ahora se alquila por $60.000 mensuales. Hay varios interesados, pero a Alberto Pérez todavía no está muy convencido. “El hijo de Pappo me ofreció poner una cervecería; un italiano napolitano pensó en poner un restaurante; estamos viendo. Quiero respetar el espíritu. Me ofrecieron convertirlo en un centro desde donde salgan las excursiones para el circuito maradoniano”, explicó.

Se alquila el local sólo, pero si la idea es armar algún proyecto gastronómico, Pérez está dispuesto a permitir que suban los clientes a sacarse fotos con el 10 a la terraza.  Escucha ideas y propuestas. “Me gustaría que haya un bar como La Rambla de Ayacucho y Posadas”, dice entusiasmado.

A pocas cuadras, en Lascano, está la primera casa propia que tuvo Diego, Pérez la convirtió en el Museo La Casa del D10S y hace pocas horas la reabrió con una entrada que cuesta $800 para argentinos y USD10 para turistas. El tour se completa con una visita a la cancha de Argentinos Juniors y un recorrido por todos los murales que sus fanáticos pintaron en las calles de La Paternal.