Una de las mayores empresas procesadoras de alimentos, la brasileña BRF, anunció hoy que vendió en 60 millones de dólares su unidad argentina Quickfood Sociedad Anónima a Marfrig Global Foods, una de las compañías líderes en la producción de carne vacuna.

La dueña de Paty, se transforma así en la mayor productora de hamburguesas del planeta.
La empresa argentina Quickfood ya había sido propiedad de Marfrig, que acordó retomar el control tras adquirir el 91,89% de su capital social. 

Quickfood opera en sus plantas de Baradero, San Jorge y Arroyo Seco, con una capacidad de faena de más de 600 cabezas de ganado por día, y un potencial de procesamiento de unos 6000 metros cúbicos de hamburguesas, salchichas, productos en frío y productos congelados. 

BRF agregó que acordó vender también a Marfrig su planta y maquinaria en Varzea Grande, en la región central de Brasil, por 100 millones de reales (unos 25,50 millones de dólares) y mejora así su proceso de desendeudamiento.

Según los términos del acuerdo, Marfrig proveerá a BRF de hamburguesas, albóndigas y otros productos durante cinco años.