El uso de programas no licenciados en las organizaciones es una práctica extendida en el mundo que ha traído gran cantidad de problemas por pérdidas de data, filtraciones y hackeos debido a las brechas de seguridad que produce el utilizar este tipo de software. El estudio “Aprovechar oportunidades a través de la observancia de licencias” de BSA I The Software Alliance, detectó que a nivel mundial el 39% de las compañías aún instalan e utilizan programas ilegales.

En América latina, el índice de piratería dentro de las organizaciones alcanzó un 55%, lo que representa una disminución en dicha actividad de ocho puntos porcentuales desde el 2009. En cuanto a Argentina, el 69% de empresas en el país continúa instalando programas sin licencia a la fecha; una práctica que casi no ha tenido alteraciones en los últimos años, manteniendo uno de los peores índices de la región. El estudio ‘Aprovechar oportunidades a través de la observancia de licencias’ también reveló que el 26% de los empleados encuestados admitió haber instalado software externo en las computadoras de trabajo. Y, de esos empleados, el 84% reconoció haber instalado dos o más programas no autorizados por la empresa.

Al respecto Cassandra Oshinnaiye de la Cruz, Directora de Compliance Programs de BSA I The Software Alliance indicó que, a pesar de la disminución en los índices de piratería global, se ha encontrado que gran cantidad de directores y altos ejecutivos no están controlando sus redes y, de hecho, subestiman cuánto software sin autorización se ha instalado dentro de sus empresas.

“Hemos encontrado que las organizaciones continúan usando programas no licenciados a un ritmo alarmante y que no son conscientes de los peligros y desventajas que conlleva esta actividad. Con este tipo de investigaciones, buscamos generar una comunidad global más alerta, segura y comprometida con el uso de programas licenciados, que conozca sus beneficios y los promueva activamente”, finalizó.