En los últimos años, los bancos hicieron una fuerte apuesta económica para aceitar su pata digital y esas fuertes inversiones están teniendo su fruto.

Cerca de un 73% del tiempo consumido en la web se realiza desde dispositivos móviles

En la actualidad, alrededor de 10 millones de personas acceden a la banca argentina de manera digital.

Los datos se desprenden de un informe realizado por la empresa comScore, realizado con las herramientas MMX Multi-Platform y Mobile Metrix.

Los resultados indican que la categoría ‘Banking’ alcanzan al 33% de la audiencia total del país, sobre un total de 31 millones de argentinos conectados a Internet.

A su vez, de todos los argentinos que utilizan medios digitales para ingresar a sitios bancarios, 3,9 millones de clientes lo hacen desde plataformas móviles.

En ese sentido, el uso de dispositivos móviles se incrementa con el paso del tiempo e implica la adaptación de las industrias a los nuevos modos de consumo. Los especialistas indican que si bien el mercado argentino es líder en términos de la cantidad de tiempo que cada usuario consume en internet a través de móviles, la banca online todavía puede recorrer un largo camino de crecimiento.

La audiencia móvil -incluyendo smartphones y tabletsen Argentina está conformada por un total de 22 millones de usuarios únicos sobre una audiencia total de 31 millones. Esto significa que más de la mitad de los usuarios consume información desde un dispositivo móvil.

Aunque todavía las computadoras lideran la tabla en términos de cantidad de usuarios, el uso móvil comienza a ser sumamente representativo en el mercado digital, y más aún cuando se considera el porcentaje de minutos consumido desde móviles: cerca de un 73% del tiempo consumido en Internet se realiza desde plataformas móviles.

“El consumo móvil en Argentina está en plena expansión y sus efectos se ven reflejados en el informe. Es por eso que muchas industrias han comenzado a focalizar estrategias de marketing en los smartphones y han tomado ventaja de las tendencias de consumo ofreciendo una diversa gama de servicios a través de esta plataforma”, dice Marcos Christensen, director de comScore Cono Sur.

Competencia
Los empresarios también están detectando el potencial del mercado. Tal es así, que próximamente se lanzarán en el país Wanap y el TSA Banking, los primeros bancos digitales. A eso se suma el avance de las denominadas Fintech, empresas que se sirven de la tecnología para ofrecer servicios financieros, sin necesidad de requerir una patente de banco.

Según un relevamiento realizado por Finnovista, una organización volcada a acelerar el desarrollo de empresas de servicios financieros digitales, a mediados de 2016 ya operaban en el país unas sesenta compañías de este tipo. Afluenta, MercadoPago y Moni, están entre las más conocidas pero son muchas más.

Sin embargo, hoy se calcula que esa cifra ya se ha duplicado y este crecimiento tenderá acelerarse de aquí en más. A nivel mundial, los primeros pasos en materia de desarrollo de la banca digital datan de fines de la década del ‘90, en tiempos de auge de las puntocom, y en los últimos años la movida tomó nuevo impulso de la mano de la universalización de la telefonía celular.