Más del 20% de los locales instalados en shoppings del Area Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) debieron cerrar definitivamente por el impacto de la pandemia en la actividad comercial, advirtió el gerente General de la Cámara Argentina de Shopping Centers, Mario Nirenberg.

Según el directivo, en el área metropolitana hay 44 shoppings "y la situación es crítica, porque más del 20% de los locatarios informaron que no van a poder continuar. Esto supone un riesgo para los 100.000 trabajadores que tenemos en la región". Se estima que unas 200 marcas desaparecerán de los shoppings.

Nirenberg aseguró, en declaraciones radiales, que los shoppings "que estamos listos para reabrir el 18 de julio en el AMBA. Tenemos estrictos protocolos elaborados desde el primer mes de la cuarentena".

"Por eso, sostenemos que estamos en las mejores condiciones para asumir este desafío, con distanciamiento social, la provisión de elementos de higiene y la señalización para controlar que no haya aglomeraciones", subrayó.

Además, comentó que la experiencia en el interior del país, donde este tipo de actividad está autorizada, "ha demostrado que no está ocurriendo aglomeración de personas en los shoppings, porque la gente tiene propensión a no gastar o a quedarse en su casa si es que no tiene que salir a trabajar".

A su criterio, "vemos que hay posibilidad de que galerías comerciales vuelvan a abrir el 18 de julio y también muchos comercios en la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano, por eso insistimos que nosotros estamos en mejores condiciones de ofrecer a los clientes la seguridad que necesita frente a esta situación".

El Indec informó que los grandes centros de compra, que permanecen cerrados desde el 20 de marzo, mostraron durante abril una caída del 98,6% en sus ventas, medidas a precios constantes.

Si se la miden a precios corrientes (sin ajuste por inflación), durante abril, las ventas de los shoppings alcanzaron $274,6 millones, lo que representó una caída de 97,6% respecto del mismo mes del año anterior.