El consumo de carne vacuna per cápita cerró los primeros dos meses del año con un incremento de 8,1% respecto de enero y febrero del año pasado y alcanzó los 58,6 kilos por habitante por año, el mayor en cinco años, informó la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra).

Este aumento en el consumo se dio como consecuencia de un mayor envío de carne vacuna al mercado interno y se ubicó como el mejor bimestre en cinco años, sólo superado por los dos primeros meses de 2013, cuando se consumió 60,4 kilogramos por habitante de carne vacuna por año.