La cámara de senadores de Mendoza sancionó hoy la Ley de Movilidad, que habilita la llegada de  Uber a la provincia, que de este modo se convierte en la primera del país en darle marco legal al sistema, aunque en la ciudad de Buenos Aires, en medio de varias idas y venidas judiciales y sin contar con marco legal, está funcionando desde abril de 2016.

Ya horas antes de que la aplicación quedara legalmente aprobada, taxistas de la ciudad de Mendoza comenzaron a impulsar la campaña anti  Uber "YoTomoTAXI" con la intención de ganar el apoyo de los usuarios.

Además, los choferes y propietarios de taxis y remises cortaron las calles de la ciudad desde la mañana en un último intento de poner un freno a la ley que autoriza a la aplicación, pero no lograron su cometido y los sindicatos iban a ser multados por al provincia.

La ley de Movilidad, aprobada completa después del mediodía con 24 votos a favor y 14 en contra, permite el desembarco legal de aplicaciones digitales, como  Uber, a cambio de una alícuota de Ingresos Brutos del 1% de cada viaje.

Las ganancias, según la ley, serán destinadas a un fondo pensado para la adquisición y modernización de nuevas unidades de transportes.

Mendoza se transformó así en la primera y por -el momento- única provincia en reglamentar estas aplicaciones.