El mundo de las Big Tech está cambiando radicalmente. La pandemia del coronavirus (Covid-19) les proporcionó un año de gloria que para algunas sigue, pero para otras significó la calma antes de la tormenta. Microsoft, sin embargo, es del primer grupo. Y este viernes volvió a mostrar su gran momento en Wall Street, donde superó a Apple como la empresa pública más valiosa del mundo. Los resultados trimestrales de la compañía fundada por Steve Jobs hicieron que su capitalización de mercado bajara a 2.415 millones de dólares, mientras que Microsoft se alzó con un valor bursátil de 2.453 millones de dólares.

El gran problema de Apple está en la cadena de suministro, que fue el principal factor por el que la empresa de Tim Cook presentó un déficit de ingresos de más de 6.000 millones de dólares entre julio y septiembre, y que encima avisara que ese número iba a ser aún peor en el último trimestre del 2021. Después de esto, sus acciones cayeron un 2,46%.

Del otro lado, en cambio, Microsoft presentó unos impresionantes resultados, con un alza del 22% en sus ingresos hasta unos 45.300 millones de dólares. Al igual que Amazon, su negocio en la nube hizo que los números fueran tan sólidos, gracias a un enorme crecimiento en ese segmento. En lo que va del año, las acciones de la empresa fundada por Bill Gates treparon más de 40%, mientras que Apple ha subido un 15% y Amazon, aproximadamente un 6%.

Apple tiene su base en el hardware, muy afectado por la crisis de la cadena de suministro

De esta manera, Microsoft escaló a la cima de la tabla después de llegar al segundo lugar en junio pasado, y destronó a una Apple que se mantenía en el primer puesto desde hace 16 meses. El valor bursátil de Apple superó al de Microsoft en 2010, ya que el iPhone la convirtió en la principal empresa de tecnología de consumo del mundo. Desde ese momento, y sobre todo en los últimos años, ambas empresas mantuvieron una feroz competencia por ese lugar, y se fueron intercambiando los puestos una y otra vez.

Problemas iguales, diferentes consecuencias

Tanto Apple como Facebook sufrieron los problemas en la cadena de suministro, que también llegaron a las automotrices y otras tecnológicas. Sin embargo, el impacto fue aún mayor en la empresa de la manzana, ya que el hardware constituye la mayor parte de sus ingresos y no cuenta con un negocio de la nube tan grande como para reemplazar los déficits que otros sectores pueden tener.

"Casi todos nuestros productos actualmente sufren la falta de chips", advirtió Tim Cook, CEO de Apple. Del otro lado, la directora financiera de Microsoft, Amy Hood, declaró que "todavía ve un mercado en crecimiento" pese a que "la oferta está limitada". 

Los analistas dicen que Apple ha manejado bien el problema de la cadena de suministro, pero con Cook advirtiendo de una mayor presión, la puerta está abierta a un impacto en su desempeño a medida que comienza la temporada navideña.

Por el contrario, Microsoft pronosticó el martes un final sólido para el año calendario gracias a su floreciente negocio en la nube, pero advirtió que los problemas de la cadena de suministro continuarán afectando a unidades clave, como las que producen sus computadoras portátiles Surface y consolas de juegos Xbox.