La minera estadounidense Livent anunció una inversión de 640 millones de dólares para la puesta en marcha de sus obras de expansión en el Proyecto Fénix, lo que le permitirá incrementar la producción de litio en el Salar del Hombre Muerto de Antofagasta de la Sierra, en la provincia de Catamarca.

La compañía informó que se trata de una segunda planta de producción de carbonato de litio, una obra que tendrá un proceso de construcción de casi tres años, con una primera a ser completada a principios de 2023 y la segunda en el primer cuatrimestre de 2024.

Además, este incremento en la producción de la compañía requerirá mayores recursos humanos y generará nuevos puestos de trabajo, tanto directos como indirectos, aseguró la compañía que recientemente anunció un acuerdo con la automotriz alemana BMW para la provisión de litio para la fabricación de baterías de ese mineral que equiparán a varios de sus vehículos eléctricos.

Para la expansión de sus actividades, la compañía cuenta con contratos de empleabilidad con el Gobierno de Catamarca.

"Desde Livent hacemos especial hincapié en la importancia de la prosperidad de nuestras comunidades donde operamos. Es por esto que con la fase de expansión generaremos más oportunidades laborales en actividades que dependan indirectamente de la minería, tales como servicios, transporte, alimentos, indumentaria e insumos", detalló Paul Graves, CEO de la compañía.

Actualmente, Livent posee la aprobación de sus Evaluaciones de Impacto Ambiental (EIA) y todas las actividades de construcción son evaluadas y calificadas por una agencia de monitoreo ambiental para luego ser presentadas ante el Gobierno provincial, aseguró la compañía.

Más capacidad

 

Por su parte, la canadiense Neo Lithium anunció que está ampliando en un 20% la capacidad de sus piletas de evaporación del proyecto de litio Tres Quebradas (3Q), en Catamarca, con lo que "busca suministrar los volúmenes de concentrado de litio que requiere la planta piloto para funcionar de forma continua", informó la Secretaría de Minería de la Nación.

Se espera que el nuevo diseño "reduzca los costos, aumente la evaporación y reduzca el tiempo de permanencia de la salmuera en las piletas", a la vez que "permitirá la formación específica de los empleados para el funcionamiento a escala de producción".

El proyecto 3Q está ubicado en la mayor zona productora de litio de la Argentina que cubre aproximadamente 35.000 hectáreas, incluido un salar de aproximadamente 16.000 hectáreas, indicó la compañía.

Un comunicado emitido en Toronto explicó que "el nuevo sistema piloto de estanques probará diferentes tecnologías para reducir el costo total de los estanques a escala industrial, al hacer que sean más pequeños y eficientes".