El grupo local de agronegocios Molino Cañuelas postergó sus ofertas públicas iniciales en Estados Unidos y Buenos Aires debido a la volatilidad del mercado.

La compañía dejó para más adelante su venta de acciones ordinarias debido a la reciente volatilidad en los mercados argentinos, señaló la compañía en un registro ante el regulador local.

Cañuelas había considerado recaudar hasta u$s333 millones en una oferta de 58,5 millones de acciones en el rango de u$s4,7 a u$s5,7 por acción (u$s14-17 por American Depositary Share, ADS). Se esperaba que se fijara el precio de la transacción ayer por la noche, según datos compilados por Bloomberg. Cañuelas enfrentaba un complicado período en el mercado después que el Índice Merval revirtiera una caída de cinco días el 15 de noviembre desde un máximo récord. JPMorgan calificó la caída como una “corrección injustificada” ya que los fundamentos de Argentina siguen siendo prometedores luego del exitoso desempeño del presidente Mauricio Macri en las elecciones de mitad de período. La caída empujó al indicador técnico hacia un nivel que sugiere que las acciones están sobrevendidas.

Los analistas también apuntaron a la alta relación de apalancamiento de la empresa como una señal de advertencia. Cañuelas, que planeaba utilizar el capital recaudado para pagar una deuda de u$s142 millones, operó con pérdidas en los primeros nueve meses de 2017, según una presentación ante la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU.

Las compañías argentinas han recaudado este año u$s3.300 millones en ventas de acciones en el extranjero, ganando impulso en medio de la alta demanda que muestran los inversionistas por firmas argentinas.

La empresa de la familia Navilli es conocida por marcas de consumo como el aceite vegetal Cañuelas y los bizcochos 9 de Oro.