Mercado Libre y la empresa Ingenico fueron denunciadas por infracción aduanera tras detectar irregularidades en la importación de 400.000 terminales de pago a lo largo de 2019, 2020 y 2021. Las empresas informaban que ingresaban terminales de pago con lectores magnéticos o chips incorporados, que no pagan tributo, pero en cambio entraban al país terminales de última generación con lectores de código QR y conexión por WiFi por los que tendrían que haber pagado un 16% de alícuota.

La maniobra fue detectada por la Dirección General de Aduanas (DGA) que ahora les reclama los pagos que no fueron efectuados y les impondrá una multa. La deuda de ambas empresas asciende a 15 millones de dólares, pero Mercado Libre informó que no fue notificada de ninguna sanción.

Según pudo saber BAE Negocios, el organismo que depende de la AFIP investiga a otras empresas del sector que podrían haber incurrido en la misma maniobra abusiva al importar las terminales de pago que comercializan en el país o entregan en comodato a los comercios que tienen como clientes para registrar sus operaciones.

La investigación realizada a lo largo de los últimos meses por la DGA-AFIP determinó que tanto Ingenico como Mercado Libre declararon en forma inexacta la mercadería importada para minimizar en forma abusiva la carga tributaria.

Las fuentes aseguraron que la investigación permitió determinar que no se trató de un “error involuntario”: la mercadería que declararon importar se encuentra exenta de aranceles mientras que la realmente ingresada al país está alcanzada por una alícuota del 16%.

El total adeudado en impuestos es de 7,5 millones de dólares por el perjuicio fiscal generado. A eso se le debe sumar la multa por el mismo monto, lo que arroja un total de 15 millones de dólares distribuidos en 6,8 millones a Mercado Libre y 8,2 millones a Ingenico, que deberán abonar al fisco.

¿Cómo es la maniobra desarticulada?

Entre 2019 y 2021, tanto Mercado Libre como Ingenico adquirieron en total unas 400.000 terminales de pago a proveedores del exterior e informaron que ingresarían al país cinco modelos diferentes de terminales de pago, por las que desembolsaron un monto cercano a 40 millones de dólares.

La Aduana detectó que al momento de presentar la documentación necesaria y realizar las declaraciones juradas correspondientes Mercado Libre e Ingenico utilizaron una posición arancelaria correspondiente a un tipo de terminales de pago distinto al realmente importado.

La posición arancelaria seleccionada por Mercado Libre e Ingenico corresponde incorrectamente a terminales de pago “antiguas”, ya que no incluyen lectores de código QR ni conexión por WiFi.

Las tareas de fiscalización y control permitieron identificar que las empresas, en realidad, ingresaron al país terminales de pago de última generación.

Tanto Mercado Libre como Ingénico declararon que importaron cinco modelos de terminales de pago bajo una posición arancelaria que corresponde únicamente a las terminales de pago mediante tarjetas con tira magnética o chip, incorporados.

Las tareas de control de la Aduana permitieron determinar que no se trataba de dichos productos y que la posición elegida está exenta del pago de aranceles mientras que la que deberían haber declarado está alcanzada por un arancel externo común del 16%.