Deutsche Bank AG acordó pagar u$s$3,7 millones para resolver las acusaciones por haber engañado a sus clientes sobre los precios de los bonos respaldados por hipotecas comerciales, lo que resultó en que el banco obtuvo mayores ganancias de lo que debería haber recibido. La sanción fue impuesta por un organismo de control de Estados Unidos.

Los vendedores de Deutsche Bank Securities indujeron a los clientes a pagar precios más altos por los bonos al tergiversar cuánto había pagado el banco por ellos, señaló la Comisión de Bolsa y Valores.

Ben Solomon, ex jefe de operaciones, fue sancionado y pagó una multa de u$s165.000.