Nestlé realizará una inversión de US$2.000 millones, para reimpulsar y liderar el cambio de plásticos vírgenes a plásticos reciclados relacionados con productos alimenticios, envases y envoltorios.

La multinacional asegura que el 100% de sus envases serán reciclables o reutilizables para 2025. Nestlé tiene la premisa de crear un mercado de plástico reciclado apto para la industria, lo que ha llevado a la compañía a adquirir todos estos compromisos medioambientales, entre los que también destaca su intención de obtener hasta 2 millones de toneladas de plásticos reciclados para alimentos.