Ahora que la temporada anual de transferencias del fútbol europeo está llegando a su fin y que jugadores estrella desde Alexis Sánchez hasta Virgil van Dijk cambian de club a valores más altos que nunca, Nike tiene una ventaja en la cancha frente su rival Adidas.

El valor combinado de los 100 jugadores más caros en las ligas profesionales de Inglaterra, Francia, Alemania, Italia y España alcanzó los 8.970 millones de euros (u$s11.200 millones), de acuerdo con un estudio del Observatorio de Fútbol CIES en Neuchâtel, Suiza. Los datos sobre los patrocinadores individuales de zapatillas revelan que el 57% de ese valor proviene de jugadores que usan botines de Nike, incluidos Sánchez y Van Dijk, lo que se compara con el 33% de los que usan Adidas. El resto proviene de un puñado de deportistas que utilizan calzado de Puma y Under Armour.

Además de su fuerza, medida por el valor de un jugador de nivel superior, Nike tuvo recientemente una ventaja frente a su rival alemán como el calzado preferido entre los jugadores de las cinco ligas más grandes de Europa. La compañía con sede en Beaverton, Oregón, proporcionó productos para el 60% de esos jugadores en la temporada pasada, un aumento frente al 48% de tres años antes, según datos entregados por la firma alemana de consultoría en deportes PR Marketing. No obstante, Adidas respondió revirtiendo esa tendencia esta temporada y mantuvo su liderazgo en el equipamiento general de fútbol, indica Bloomberg.

La inflación en el valor de los jugadores proviene en gran parte del auge en las ventas de artículos deportivos: Nike apunta a u$s50.000 millones en ingresos para el año fiscal 2020 y Adidas, a alrededor de 26.000 millones de euros, lo que significa que sus gastos de marketing combinados, normalmente del 10% al 12% de las ventas, podrían llegar incluso a los u$s10.000 millones para entonces.