Nike es conocida mundialmente por su venta de calzado e indumentaria y ser la empresa que viste a algunos de los principales clubes de fútbol, como el PSG de Lionel Messi o su ex equipo, el Barcelona. Para continuar con el buen funcionamiento y lograr productos de gran calidad, la compañía decidió brindarles a sus trabajadores una semana libre para "desestresarse". 

La medida apunta a los empleados de la oficina central en Oregón porque consideran que el descanso "es clave para desempeñarse bien y mantenerse cuerdo", según dijo Matt Marrazzo, gerente de marketing global. 

“Todos nuestros líderes superiores están enviando un mensaje claro: tómese el tiempo para relajarse, relajarse y pasar tiempo con sus seres queridos. No trabajen", publicó en su cuenta de LinkedIn

Descanso para la salud mental

Según explicó Marrazzo, el año pasado fue "duro" por la pandemia de coronavirus (Covid-19), siendo un "evento traumático" para los empleados. "Tengo la esperanza de que la empatía y la gracia que seguimos mostrando a nuestros compañeros de equipo tengan un impacto positivo en la cultura del trabajo en el futuro", señaló. 

Los ejecutivos de Nike creen que con esta medida podrán "priorizar la salud mental y aun así hacer el trabajo". Además, un portavoz confirmó que otras oficinas en distintas partes del país también cerrarán una semana, "lo que permite a los empleados disfrutar de más tiempo libre para descansar y recuperarse".

Las políticas impulsadas por la empresa en lo que va del año dieron sus frutos en cuanto a los números, logrando aumentar sus ventas y con una suba del 20% en sus acciones.

Casos similares

No es el primer caso que implementa un sistema de descanso de estas características. En junio, los dueños de la app de citas Bumble decidieron darle una semana de vacaciones a toda la empresa para combatir el agotamiento. Además, en julio anunciaron que se convertiría en un beneficio permanente dos veces al año.

Con cerca de 15.900 empleados, LinkedIn también brindo una semana de vacaciones pagas en abril a sus trabajadores para combatir el estrés causado por la pandemia.

Según un estudio publicado por la firma de análisis de la fuerza laboral Visier en base a mil encuestados, el 89% señaló que sufrieron agotamiento durante el 2020. En esta línea, el 70% aseguró que dejarían su trabajo por otra organización que ofrezca mejores recursos para reducir el agostamiento y fatiga mental.