Catorce empresas nacionales e internacionales presentaron en conjunto un total de nueve ofertas para quedarse con el proyecto de ampliación del Paso Internacional Cristo Redentor.

El evento de apertura de ofertas para la primera etapa de refuncionalización del Cristo Redentor se realizó en el Salón de Acuerdos de la Casa de Gobierno de Mendoza, y es la primera vez en 35 años que se licitan obras en un túnel de alta montaña.

La primera fase, según se informó en un comunicado oficial, comprende la ampliación del túnel Caracoles, un antiguo cruce ferroviario, que actualmente se encuentra inhabilitado para el paso de vehículos.

La propuesta más económica se situó un 33% por debajo de los $3.300 millones establecidos en el Presupuesto Oficial.

El objetivo de la ampliación es incrementar, cerca del doble, la capacidad del túnel Caracoles para transformarlo en una estable y moderna vía de comunicación para todo tipo de vehículos.

Las dimensiones del túnel pasarán de los 4,9 metros de ancho y 5,46 metros de alto actuales a 10,6 y 8,3 metros, respectivamente.

Tras la ampliación, el túnel evolucionará del carril único actual a los dos carriles, uno por cada sentido, proyectados para el paso de todo tipo de vehículos.

Además, la nueva calzada estará acompañada de sus respectivas aceras para el paso de peatones y banquinas de detención segura.

La obra incluye la construcción de cinco galerías de interconexión entre los dos túneles que constituyen el paso internacional (del lado argentino están separados por 325 metros).