Hace una semana, la dueña de uno de los Bares Notables más antiguos y emblemáticos de la Ciudad de Buenos Aires, escribió desesperada una carta en su muro de Facebook. Cansada de golpear puertas y recurrir a la Justicia en búsqueda de ayuda, denunció que lucha contra ocupas que se instalaron en la planta alta de su bar, La Flor de Barracas y en el terreno lindero que le pertenece.

Victoria Oyhanarte señaló: “Estoy pensando en demoler La Flor .Y honrarla así al menos como símbolo de lo que somos. Ya que no la pude honrar como nos hubiese gustado, un refugio de lujo para todos, un bello lugar abierto, que perdure y mejore cada año. Al menos honrarla como símbolo. Símbolo de nuestras ruinas”.

La hija de Julio Oyhanarte, quien fuera ministro de la Corte Suprema, denunció ante BAE Negocios: “Hoy tengo la planta de arriba del bar usurpada, manejada por un extranjero, que roba luz y cobra por los nueve cuartos que sub alquila en mi nombre a $9000 cada uno. La persona a la que se la alquilé ya se le venció el contrato el 1 de Enero de este año y me la dejó con estos sub inquilinos arriba”.

En su posteó de Facebook señaló: “Todo ese sistema de abusos que nos echó a nosotros y a los Cantini (ex responsables) de La Flor de Barracas que tanto amamos, PROTEGE explícitamente y por todos los medios (fiscalías, comisaría, servicios: gas/agua/luz, periodistas y vecinos que callan ) a los abusadores, así sean delincuentes. La Flor demolida, honrada ya no como un bello bar, sino como símbolo de nuestras ruinas”.

La Flor de   <a href='/tags/Barracas'>Barracas</a>
Así compró la propiedad Oyhanarte y la renovó por completo

La voz de Victoria Oyhanarte se entrecorta, de a ratos no puede hablar y llora. Hace diez años compró el bar como inversión inmobiliaria y se enamoró. Lo abrió durante cinco años y no pudo seguir administrándolo. “Nunca quise poner restaurante, la cocinera de mamá cocinaba para nosotros, luego dejó sus recetas y Ramón que vive en la esquina las mejoró y son las mejores pastas del mundo. Le presté el local a mis ex empleados para su bienestar físico, no les cobro alquiler y me lo cuidan. Tengo un gran enojo, estoy pensando en demolerla porque no puedo soportar que haya un extranjero que tenga derechos sobre la Flor, de arriba se inunda el techo y no hacen nada. Prefiero dejar la fachada y que se convierta en ruinas”.

La dueña de La Flor de Barracas contó a BAE Negocios: “Tengo un dominicano usurpando la planta alta y subalquilando habitaciones y unos haitianos que en el terreno guardan las mesas en las que venden. Estamos con un juicio de usurpación y otro de desalojo. Ahora encima me hizo un juicio diciendo que era el portero. La Fiscalía lo sabe y nadie hace nada. Pensar que mi sueño era hacer una pensión de lujo o crear una cooperativa para poder dar trabajo, yo quiero que mis empleados sean dueños también. Necesito que me escuchen y me ayuden”.

Pide a la Ciudad que la ayude a recuperar su bar y su historia. “Nunca ganamos plata, todos los meses perdimos, quería convertirlo en un símbolo democrático de la unión argentina. Gastón, el que integra la cooperativa que ahora la administra,  es el hijo del cartonero de enfrente que iba a comer a la flor. Bartolomé Mitre (hijo) comía en el mismo restaurante. Podían ir los que no tenían plata y los que teníamos, era un refugio super democrático”.

Dueños de La Flor de   <a href='/tags/Barracas'>Barracas</a>
Victoria Oyhanarte y sus hijos en La Flor de Barracas

Se la escucha abatida, pero no quiere dejar de soñar. “Mi sueño sería sanear, que vayan presos, que tengan un castigo final. Me niego a sacar a los ocupas a patadas. Quiero sacarlos porque hay justicia. Quiero lo mejor para La Flor, si viene una persona que sabe del tema, se lo alquilamos. Un periodista de un diario está interesado. Prefiero alquilarlo, sino armaría un formato de cooperativa y que lo trabajen los empleados que están”, contó.

Victoria y sus hijos, quieren darle vida a La Flor de Barracas, pero si no lo logran, ya decidieron que lo van a demoler.

Más notas de

Graciela Moreno

Thays Parque Leloir inaugura la primera etapa de su complejo de oficinas, locales gastronómicos y residencias

Thays Parque Leloir entrega sus primeras oficinas

La Biela cerró por reformas y su dueño cuenta qué hará

La Biela, un símbolo de la Ciudad

Reabre The Kilkenny: el bar irlandés vuelve a manos de sus fundadores

La esquina de Marcelo T. de Alvear y Reconquista recobrará su vida

Torneos y Neverland abren salas de juegos para gamers en un shopping

Cómo será el primer G-Bunker

Loma Negra apagó los hornos de su planta L'Amalí por un conflicto sindical y podría faltar cemento

Otra vez, Loma Negra y el fantasma del desabastecimiento

Una empresa ofrece el alquiler de un auto 0Km por $1.800 diarios para trabajar en Uber

Nippy ofrece el alquiler de un Fiat Cronos, Argos o un Renault Logan 0km por $2000 diarios

Franquicias: proyectan abrir 2.200 puntos de venta y contratar 15.000 empleados este año

El sector de franquicias se reinventó

La cadena que mejora los precios de sus competidores abre otro local

Keracasa abre su segundo local en San Justo

Musimundo abre sucursales y recupera terreno

Musimundo supo tener 264 sucursales en 2017, busca recuperarse. Ya abrió 182.

Llega al país, OSL la plataforma de trading de activos digitales y no cobra comisión

OSL ofrece la posibilidad de dolarizarse a través de criptomonedas