El Senasa ultima el análisis de riesgo para el ingreso de soja proveniente de los Estados Unidos a partir de la importación que llevan adelante empresas como Vicentín y Glencore que llegarán en septiembre próximo. Según las fuentes consultadas no hay para estos casos la elaboración de una resolución sino sólo un control de plagas y en base a eso se analiza vía laboratorio para ver si el producto puede o no ingresar al país. Si sucede esto último se aplicará una medida que será publicada vía web para ponerlo en consulta de la OMC y luego estará abierto para su futura compra por parte de las empresas locales.