NPC International, la franquicia más grande de  Pizza Hut y Wendy’s en Estados Unidos y dueño de más de 1.600 restaurante, anunció el inicio del proceso de reestructuración de deuda. Asimismo, solicitó protección por bancarrota bajo el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras estadunidense, ante las afectaciones causadas por el coronavirus (Covid-19). 

La empresa fundada en 1962, convocará a sus acreedores para renegociar sus deuda y reorganizar su modelo de negocio, mientras que sus locales continuarán operando normalmente, con horarios regulares y manteniendo las medidas sanitarias establecidas. 

Por su parte, el CEO y presidente de la división  Pizza Hut de NPC, Jon Weber, destacó en un comunicado que el coronavirus magnificó los retos que venían enfrentando desde hace tiempo, debido que se vieron en obligación de tomar nuevas medidas para poder fortalecer su estructura de capital. 

“Tenemos la intención de utilizar este proceso para continuar evaluando y optimizando nuestra cartera de restaurantes para que estemos mejor posicionados para satisfacer las necesidades de los consumidores en todo el país", enfatizó. 

Al realizar el pedido de bancarrota, la firma marcó como principal causante los efectos de la pandemia del coronavirus, lo que llevo a un aumento de costos de mano de obra y alimentos. Además, a este marco repentino de crisis económica a nivel mundial, se le suma la deuda de casi USD1.000 millones. 

Pizza Hut y Wendy's en bancarrota por Covid-19 

En este contexto, un portavoz de Pizza Hut mencionó en un comunicado que "a medida que NPC trabaja a través de este proceso, apoyamos una organización con un nivel de deuda más bajo y más sostenible, un enfoque de propiedad en la excelencia operativa y un mayor nivel de inversión en restaurantes". 

La empresa posee más de 1.600 franquicias y emplea a casi 40.000 personas en 27 estados en Estados Unidos. 

En representación de la otra cadena de comida rápida afecta, salió a hablar el CEO y presidente de la división de Wendy de NPC, Carl Hauch, y señaló estar satisfecho del apoyo que se está recibiendo de sus prestamistas senior. “Demuestra su confianza en NPC y nuestro potencial para el éxito a largo plazo una vez que la empresa tenga una posición financiera más sólida".

Por su parte, NPC enfatizó que presentó varias mociones ante el tribunal para garantizar que pueda mantener las operaciones, salarios y beneficios para todos los empleados sin cambios o interrupciones. Asimismo, dijo que “tiene la intención de pagar a los proveedores en términos habituales por los bienes y servicios proporcionados en la fecha de presentación del Capítulo 11 o después”.