MSU Energy está en negociaciones con cuatro bancos para captar u$s250 millones a través de un préstamo sindicado, según personas con conocimiento directo de la situación.

La operadora argentina de centrales eléctricas está negociando con Banco Itaú, Citigroup, Banco Hipotecario y el brazo argentino de Industrial & Commercial Bank of China. para acceder a un préstamo que se pagará al Libor más una tasa variable aún por determinar, dijeron las personas. Se espera que el préstamo de amortización venza en 2023, y algunos de los bancos aún deben aprobar las condiciones, dijeron las personas, que pidieron que no se revelara su identidad.

Representantes de MSU Energy y de los bancos no hicieron comentarios al ser contactados por Bloomberg News.

Con el préstamo, la compañía argentina financiará parte de la expansión de capacidad de generación en sus plantas a 750 megavatios desde los 450 megavatios en la actualidad a través de una conversión a instalaciones de ciclo combinado, dijeron las personas. Se espera que el proyecto de u$s470 millones para agregar turbinas de gas se complete en el primer semestre de 2020, dijo la compañía a los bancos. El proveedor de turbinas de MSU es General Electric.

La empresa, con sede en Buenos Aires, pertenece a MSU Group, un productor de soja argentino fundado en 1860. La compañía creó MSU Energy en 2013 a fin de diversificar su negocio agrícola y crecer en el sector de generación de energía. MSU es acrónimo de Manuel Santos Uribelarrea, el nombre del máximo responsable de MSU Energy y de su padre.

Recientemente, MSU, con ganancias por u$s100 millones, ganó un contrato para operar tres plantas termoeléctricas: General Rojo y Barker, ubicadas en la provincia de Buenos Aires, y General San Martín, en la provincia de Córdoba. En enero la compañía emitió deuda por u$s600 millones y vencimiento en 2025 a fin de pagar parte de un préstamo obtenido para financiar la construcción de estas plantas.