El aeropuerto de El Palomar dejará de operar entre las 23 y las 6 del día siguiente debido a una orden judicial que hizo lugar, hoy, a un pedido de un grupo de vecinos que reclama la realización de un estudio medio ambiental, mientras fuentes de la Administracion Nacional de Aviacion Civil ( ANAC) anticiparon que apelarán la medida, a la que definieron "sin fundamento ni legal, ni jurídico".

La jueza federal en lo civil y Comercial Federal de San Martín, Martina Forns, dispuso prohibir los vuelos en el Aeropuerto de El Palomar entre las 23 y 6 para no afectar las horas de descanso de los vecinos y preservar su salud.

Se trata de una medida cautelar ante un pedido en el que se cuestionó el funcionamiento de esa base aérea en la que operan Jetsmart y Flybondi en horario nocturno, bajo el argumento que afecta a los vecinos.

Se verán afectados un total de 43 vuelos semanales que representan el 17% sobre el total de operación.

El cese de la actividad en esa franja horaria apunta a "preservar la salud de la población ubicada en los alrededores del Aeropuerto de El Palomar, que a la fecha está siendo alterada en su descanso y el sueño nocturno", según el fallo.

"Máxime teniendo en cuenta la existencia de aeropuertos cercanos como el de la localidad de Ezeiza, Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini", sostuvo la jueza.

El planteo fue hecho por vecinos de El Palomar a raíz que desde el Gobierno incluso se prometió que el horario de actividad en el Aeropuerto iba a ser de 6 a 21.

Así se informó a través del Ministerio de Transporte de la Nación en el expediente y lo mismo hizo la ANAC.

Los vecinos ya pidieron a los jueces que  vayan a los barrios afectados por los vuelos para que vivan la experiencia.

Vecinos de Hurlingham, Morón y Tres de Febrero entre otros barrios, aseguran que sufren las consecuencias por la actividad del aeropuerto entre los que incluen "ruidos insoportables, vuelos rasantes y el miedo a una tragedia”.

La ANAC adelantó que apelará la medida, que afecta a unos 6000 pasajeros con destinos como Asunción, Bariloche, Córdoba, Iguazú, Mendoza, Neuquén, Salta y Tucumán, en dos compañías de bajo costo que operan desde El Palomar.

En un comunicado de prensa, el organismo alertó que la medida judicial "incluso pone en peligro sus planes de inversión y expansión: la llegada de nuevas aeronaves, la generación de nuevos empleos y la operación de nuevas rutas que ya le fueron otorgadas mediante Audiencia Pública".