La empresa de comercio electrónico Amazon.com acordó vender algunos de sus activos chinos en la nube a su socio local, pero dijo que está comprometido con un mercado nacional para la computación basada en Internet que podría alcanzar un valor de u$s30.000 millones.

Beijing Sinnet Technology comprará servidores y otros “activos operacionales” no especificados en la capital del país a Amazon Web Services por hasta 2.000 millones de yuanes (u$s302 millones), informó la empresa en un comunicado a la bolsa de valores de Shenzhen.

La venta está destinada a cumplir con regulaciones gubernamentales y a mejorar el servicio, dijo. El negocio de Amazon en China se ha visto perjudicado por el surgimiento del rival local Alibaba Group Holding, que ha llegado a dominar el comercio electrónico y se está expandiendo en la computación en nube con nuevos centros de datos.

Amazon, el líder mundial de la informática en Internet, está compitiendo por una parte del gasto nacional en equipos y servicios en la nube, el que IDC estima alcanzará los u$s30.000 millones para el 2021.

Pero la compañía estadounidense tiene que lidiar con las leyes introducidas este año que exigen que el almacenamiento de datos se haga dentro del país y aumentan el control gubernamental sobre el movimiento de la información.

El martes, el gigante del comercio electrónico rechazó los informes de prensa que relacionaban su venta de activos con una inminente salida del mercado chino. En cambio, dijo que estaba vendiendo hardware para cumplir con la legislación que prohíbe la propiedad u operación de ciertos tipos de tecnología en la nube.

“AWS no vendió su negocio en China y sigue completamente comprometida”, dijo la compa- ñía en un comunicado enviado por correo electrónico. “Estamos entusiasmados con el importante negocio que tenemos en China y su potencial de crecimiento en los próximos años”.