El patentamiento de autos creció en un 60,7% durante los primeros 18 días de julio con respecto al mes anterior a raíz de la implementación del Plan 0 km. Se trata de un programa de descuentos impulsado por la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina y el Gobierno en un marco de fuertes caídas en las ventas del sector por la crisis económica.

En junio hubo una caída interanual de 44,4% en el patentamiento de vehículos, pero, al mismo tiempo, una retracción intermensual de sólo 2,2%, lo cual ACARA leyó como un impacto positivo del plan de descuentos. Por el éxito que tuvo, se extendió el plazo del programa a julio, con resultados de “gran proactividad”, tal como destacó el presidente de la entidad, Ricardo Salomé.

El mes pasado el promedio diario de patentamiento de autos convencional, segmento en el cual opera el plan, había crecido 47,9% respecto a los niveles de mayo, lo que auguraba un aumento importante para el mes de julio de continuar el plan.

En los primeros 18 días del mes de julio, el mismo segmento de autos creció un 60,7% respecto al mismo período de junio, de acuerdo a ACARA. “Sin lugar a dudas el plan se está consolidando, haciendo que bajen los stocks en las terminales y concesionarios y que las líneas de producción puedan retomar en un mediano plazo la actividad normal”, indicó Salomé, y agregó que se está notando una duplicación de las consultas" en las concesionarias, "lo cual parecería que podría ser el comienzo de un ciclo virtuoso”.

La medida, que plantea bonificaciones en conjunto entre el Gobierno y los fabricantes, comenzó en junio e iba a durar hasta el día 30 de ese mes. Sin embargo, las empresas pidieron una prórroga y, como quedaron fondos disponibles de los $ 1.000 millones que había destinado el Estado para financiar los descuentos, se decidió seguir el plan también en julio.

Los descuentos del programa son de $50.000, de los cuales $20.000 son aportados por el Gobierno y $30.000 por la marca, para los vehículos con valores por debajo de los $750.000 en la lista oficial. Para aquellos cuyos precios estén por encima de esa franja, la bonificación es de $90.000. En estos últimos casos, el Estado pone $40.000 y las marcas $50.000. De todas formas, las empresas pueden aportar más para aumentar la bonificación si así lo desean, y en varios casos doblaron el mínimo que establece el programa.

Desde el sector de autos usados reclaman que se extienda este beneficio para ellos, en un panorama marcado por una fuerte caída de las ventas: en junio, bajaron 7,3% con relación al mismo mes del 2018, según la Cámara del Comercio Automotor (CCA).

Ver más productos

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Alberto Fernández y Macri, juntos en una misa

Ver más productos