La petrolera brasileña Petrobras anunció que reducirá sus inversiones en el período 2021-2025 desde los USD64.000 millones previstos hasta entre USD40.000 y USD50.000 millones, y venderá más activos para enfrentar la crisis generada por la pandemia de coronavirus.

La reducción de las inversiones fue anunciada en un comunicado que la petrolera estatal envió anoche al mercado, en el que informó que tuvo que revisar sus proyectos de exploración y explotación "ante la crisis provocada por el Covid-19".

La pandemia de coronavirus provocó una fuerte caída en la demanda mundial de combustibles, a lo que siguió una baja en los precios que generó una grave crisis económica en Brasil.

La crisis obligó a la petrolera, que negocia acciones en las bolsas de San Pablo, Nueva York y Madrid, a revisar sus proyectos de exploración y explotación "para darle prioridad a los más rentables", dijo el comunicado.

Como consecuencia, replanteó su Plan Estratégico de Inversiones para el quinquenio 2020-2024 que había anunciado el año pasado, y que preveía inversiones por USD60.000 millones de dólares en el período, según consignó agencia EFE.

Por esto, la empresa prevé que sus inversiones en el período 2021-2025 se ubicarán entre USD40.000 millones y USD50.000 millones, en parte por la apreciación del dólar, que redujo sus costos en reales y le dio más margen de maniobra.

Petrobras explicó que centrará sus inversiones en los proyectos de producción en el Presal, el horizonte de exploración que Brasil descubrió en aguas profundas del océano Atlántico por debajo de una capa de sal de dos kilómetros de espesor, que puede convertir al país en uno de los mayores exportadores mundiales de hidrocarburos.

La revisión de las inversiones "busca maximizar el valor del portafolio de exploración y explotación de la empresa con foco en activos de clase mundial en aguas profundas y muy profundas", detalló al respecto el comunicado.

Antes de la revisión del Plan Estratégico, Petrobras pretendía destinar al Presal el 59% de sus inversiones en el quinquenio.

Junto con la recalculo de sus inversiones concentradas en el Presal, la empresa decidió incluir también nuevos activos en su programa de desinversiones, pero no aclaró cuáles campos petroleros pondrá a venta.