El presidente de la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (Cafam), Lino Stefanuto, se esperanza con un crecimiento en la integración local. "En diez años se puede alcanzar una participación nacional de 15% en la fabricación de motos".

El directivo sostiene que "algunas marcas llegan a tener un 5% o 6% de integración nacional, pero la mayoría tiene menos que eso. Lo que se pretende es llegar a un 7% a todas las empresas en 2019, que se verán beneficiadas por una reducción arancelaria".

Además, destacó que "el proyecto del Gobierno establece que si de acá a 24 meses se alcanza 7% de integración por empresa, las partes que se importaban bajarán el arancel a cero. La meta para el primer año es alcanzar el 5%, y en el segundo, al 7%".

A futuro confía en que podríamos llegar a un 10% o un 15% dentro de los diez años". Del total comercializado el año pasado, 636.524 motos, el 91,85%, fueron fabricadas en el país, cifra que fue un 20% mayor a la de 2016.

Doce terminales iniciaron un trabajo conjunto con treinta motopartistas del país.