Ante la baja en el consumo, las marcas buscan cada vez más información de sus potenciales clientes para poder ajustar sus propuestas. El "contador de personas o counting people", una herramienta que permite saber cuantas personas ingresan a un local y a qué hora entran a comprar, es una de las que más está creciendo.

Elegida por marcas de moda y de accesorios, este dispositivo ha logrado cambiar desde el horario de apertura de comercios, para habilitarlos en el momento de mayor circulación. Además, permite saber cuándo hay más flujo de gente, si de mañana o tarde, si los compradores salen los días de lluvia o si prefieren los soleados.

Ignacio Viar, gerente comercial de Hasar explicó a BAE Negocios: "Instalamos un pequeño equipamiento en las tiendas y a través de un software e interfase web brindamos el acceso de la gente a la tienda. Cada empresa puede monitorear en tiempo real los ingresos y egresos. Permite tomar decisiones y saber el flujo por hora, por día y por semana".

El costo de este servicio varía. La instalación, los materiales, el hardware y las licencias de software arman un pack que arranca en los $1.500 mensuales si se lo contrata por cuatro años, en el caso de un local de 20 metros cuadrados.

Ya está operativo en 115 locales de Argentina, treinta de Chile y quince en Perú.

"Permite medir la efectividad de una campaña publicitaria, saber si hacen falta más vendedores, si entran chicos o adultos. El dato más buscado es el índice de conversión, cuantos entraron y compraron", señala el gerente de Hasar.

También se puede calcular el tiempo de permanencia de una persona en una tienda y los días en que entra más gente. Además permite confrontar datos con el momento de arranque de un cambio mobiliario, de vidrieras y con eventos promocionales. Hasta un prestigioso club de fútbol pidió presupuesto para controlar la cantidad de gente que entra a la cancha los fines de semana.

"Cada vez nos piden más cotizaciones las cadenas de electrodomésticos, las tiendas departamentales y los negocios de artículos para el hogar. Poder conocer y tener información sólida es muy valioso, ya pasó a ser una necesidad", explicó el ejecutivo.

Sólo basta con poner una cámara en la puerta de entrada de cada local e instalar el software que brinda la información on line. Los propietarios cruzan datos con los tickets de venta y pueden saber en qué momento la gente compra.

Más notas de

Graciela Moreno

Crisis gastronómica: podrían cerrar más bares, Johnny B. Good en la mira

Johnny Be Good podría cerrar algunos locales en la Ciudad de Buenos Aires

El dueño de los alfajores Guaymallen quiere ser presidente de Vélez

El dueño de los alfajores Guaymallen quiere ser presidente de Vélez

Coronavirus: colectivos controlan temperatura y uso de tapabocas

La empresa china Dahua Technology aporta la tecnología

La historia del empresario que alquiló un avión y ayudó a repatriar argentinos varados en Ucrania

Ricardo Fernández Nuñez, el empresario argentino que ayuda en plena pandemia

Coronavirus: cerró La Flor de Barracas, un Bar Notable fundado en 1906

Adiós a uno de los bares emblemáticos de la Ciudad

Coronavirus: cerró el histórico bar La Ibérica de Constitución

Cerró un histórico bar de Constitución que no resistió la cuarentena

Trabajadores de la histórica pizzería Podestá reclaman sueldos adeudados

Los 36 trabajadores de las históricas pizzerías Podestá reclaman sueldos adeudados desde marzo

En el primer trimestre, el Grupo Arcor tuvo una ganancia de $476 millones

Mejoró el balance del primer trimestre del grupo Arcor

Cerró el famoso restaurante Hong Kong Style del Barrio Chino

Cerró uno de los restaurantes de culto del Barrio Chino de Belgrano.

La imputada Nu Skin quintuplicó sus ventas en la cuarentena

La empresa de las maquinitas que promocionaban las influencers bajo la lupa.