Por cuarto mes consecutivo se nota una fuerte baja en la venta de propiedades en la Ciudad de Buenos Aires. En julio, se registró un caída interanual del 17% en la cantidad de escrituras realizadas en suelo porteño, si se compara la cifra con junio el retroceso es del 4,1%. Pero la baja fue mucho mayor, si se analiza la cantidad de operaciones realizadas a través de un crédito hipotecario, la baja es del 46,3% menos que en 2017 y un 11,4% menos, respecto a junio.

El Colegio de Escribanos de la Ciudad informó que se anotaron 4403 escrituras nuevas, el dato no menor, es que hubo una fuerte suba en el monto total de las operaciones que fue de $16.191 millones, lo que representa un crecimiento del 31%. El monto promedio de los actos fue de $3.677.364 (u$s130.000 de acuerdo al tipo de cambio oficial aproximado). Las ventas con crédito hipotecario fueron 674 casos, lo cual representó un 15,3% del total.

En junio, ya se había registrado una fuerte baja: 25% con respecto a igual mes del año anterior y 52,7% si se comparaba junio con mayo. Lo que más impactó al sector fue el aumento de precios, la volatilidad del tipo de cambio y el fuerte temor al endeudamiento.

Reporte Inmobiliario estimó que para comprar con crédito hipotecario UVA, un departamento de dos ambientes usados en Capital Federal a un promedio de U$S 115.000, la cuota inicial es de $18.505 aproximadamente y requiere de $73.043 de ingreso familiar para que el Banco Nación se lo pueda dar a pagar en 30 años y cubriendo el 80% del valor de la vivienda. Los analistas del sector estiman que la baja en la compra de propiedades porteñas va a continuar, ya que aseguran que todavía se siguen cancelando operaciones, por la suba de la divisa.