El coronavirus está poniendo patas para arriba a la industria del turismo y unas de las principales afectadas son las empresas aéreas.

Por la caída de la demanda, una gran cantidad de compañías están llevando adelante planes de contingencia y una de las primeras medidas que tomaron fue la cancelación de vuelos y la consolidación de los pasajeros que sí optan por viajar. Esto les permite no sacar aeronaves con baja ocupación y, por supuesto, tratar de acotar los costos.

Los destinos que más se están viendo afectados son Italia, España, Alemania, Irán, Estados Unidos, China y Corea del Sur.

Las dos compañías más importantes que operan en el país ya están tomando decisiones al respecto y, con el paso de los días, podrían sumarse nuevas modificaciones.

Hace pocas horas, Latam informó su estrategia en ese sentido.

La filial argentina de la compañía aérea anunció la reducción de aproximadamente un 30% de sus vuelos internacionales ante la menor demanda y las restricciones de viaje impuestas por los distintos gobiernos tras el avance del coronavirus. La compañía indicó que, por el momento no habrá modificaciones en los vuelos de cabotaje.

Según informaron en un comunicado, esta medida aplicará principalmente para vuelos desde Sudamérica a Europa y Estados Unidos entre el 1 de abril y el 30 de mayo de 2020.

“Frente a un escenario complejo, y extraordinariamente dinámico, Latam está tomando medidas inmediatas y responsables para resguardar la sostenibilidad de la compañía en el largo plazo, protegiendo los planes de viaje de pasajeros y procurando cuidar el empleo de los 43.000l trabajadores del grupo”, señaló Roberto Alvo, vicepresidente Comercial y próximo CEO de LATAM Airlines Group.

Alvo adelantó “la flexibilidad para tomar medidas adicionales, si fuera necesario, debido a la velocidad con la que se están desarrollando los hechos”.

La empresa detalló que, dentro de las decisiones tomadas, se incluyen la suspensión de nuevas inversiones, gastos y de contrataciones, incentivos para permisos no remunerados y anticipación de vacaciones.

Por otra parte, aclaró que hasta el momento no se vio afectada la demanda en sus mercados domésticos, por lo que definió no implementar cambios en sus itinerarios de vuelos nacionales hasta el momento.

Seguiremos monitoreando el avance del coronavirus, manteniendo las medidas sanitarias recomendadas por las autoridades y otorgando a los pasajeros flexibilidad y las mejores condiciones de conectividad para llegar a sus destinos”, dijo Alvo.

Ayer Latam había anunciado la suspensión de su vuelo entre Buenos Aires y Miami desde hoy y hasta el 16 de este mes.

Hace pocas horas, Aerolíneas tomó una decisión similar, también motorizada por la caída de la demanda de pasajes a los destinos más críticos.

Decidió cancelará los vuelos a Roma del 18 y 22 de marzo y del 4,6,10,12,19 y 26 de abril. Dichas frecuencias se agregan a las ya suspendidas con antelación los días 12,16,19,26,28 y 30 de marzo. El valor de un pasaje a la capital italiana, hoy cotiza a $22.000, un tercio del valor que tiene en condiciones normales.

Estados Unidos, uno de sus mercados más importantes, también presenta novedades.

La compañía piloteada por Pablo Ceriani canceló los vuelos diurnos a Miami del 18 y 26 de marzo, además del que vuela a Orlando ese mismo día.

"Las modificaciones forman parte de una adecuación dinámica de la operación por parte de la compañía debido al creciente número de solicitudes de cancelación o cambio en las reservas ya emitidas. Cabe mencionar que el sostenimiento de las rutas a zonas de riesgo, como en el caso Roma, se debe a la gran cantidad de argentinos y/o turistas que necesitan ser transportados de regreso a sus hogares", indicó la empresa en un comunicado.

Con respecto a su política comercial, Aerolíneas recordó que está realizando cambios de fechas sin cargo, en el caso de aquellos pasajeros que hayan emitido sus pasajes a destinos de Europa o Estados Unidos entre el 10 y el 31 de marzo del 2020. Los mismos podrán cambiar su fecha de vuelo sin ningún tipo de penalidad por única vez y abonando cambio de tarifa en el caso de que la hubiera.

Por otra parte, informó que aquellos pasajeros que hayan visto modificado su vuelo serán reubicados en vuelos anteriores o posteriores. Las personas que no puedan viajar en las propuestas contarán con la posibilidad de reprogramar su viaje dentro de los quince días anteriores o posteriores de la fecha original.

En la low cost Flybondi indican que no han tenido cambios en sus vuelos internacionales. La aérea cubre rutas a Paraguay y Brasil, dos países que no están entre los más afectados por el virus COVID 19. En cabotaje, tampoco hay modificaciones.

Más notas de

Gustavo Grimaldi

Emprendedores locales rescatan a los restaurantes con nuevas tecnologías

Antes de la pandemia, algunos restaurantes ya utilizaban la tecnología

BGH proyecta caída del 30% en las ventas del sector de electrodomésticos

BGH proyecta caída del 30% en las ventas del sector de electrodomésticos

Por la caída de sus ventas, grupo alimenticio local reconvierte su negocio

Durante la pandemia, el consumo impulsivo viene cayendo

El aislamiento acelera la llegada de las exposiciones virtuales 3D

La herramienta permite a las Pymes acceder a exposiciones en todo el mundo

Algo menos de la mitad de los comerciantes porteños no pudo pagar el alquiler en mayo

Hay cada vez más locales vacíos

El Covid-19 provoca que se multiplique el tráfico de remesas

Los montos promedio de las remesas alcanzan los USD200

El grupo aéreo Latam presenta concurso de acreedores pero la filial argentina no está incluida

Hace unos días, el grupo despidió a 1.400 personas de los 43.000 que emplea en todo el mundo

Fabricantes de motos, bicicletas y monopatines se convierten en unos de los ganadores del aislamiento

La "nueva normalidad" trae consigo nuevas formas de transportarse

En medio de la pandemia, empresario argentino compra fabricante de galletitas en España

Luego del incendio en su anterior planta, la empresa se mudó a una nueva fábrica

A pesar de la cuarentena, Volkswagen no cree que vaya a ser "el peor año de todos" para el sector

La planta de Pacheco está trabajando en un turno de seis horas