Las 21 sucursales de la cadena de supermercados Emilio Luque, ubicadas en Tucumán, Salta, Catamarca y Santiago del Estero están cerradas desde el martes. Su dueño, el poderoso empresario Emilio Luque, no pagó los sueldos de mayo a los 1.200 trabajadores y advirtió que no puede reponer mercadería. La Afip le embargó parte del dinero que tenía para pagar sueldos.

Para dimensionar la fortuna del empresario propietario de la cadena sólo basta con contar que en marzo de 2018 le ganó la pulseada a Ledesma y le compró a Atanor los ingenios Marapa y Concepción, respectivamente, el segundo mayor ingenio del país y el segundo de Tucumán. Emilio Luque cerró ambas operaciones por un total de US$200 millones. También cuenta con un molino, entre otras empresas.

En el ingenio Concepción ocupa a 1.200 trabajadores y en el Marapa tiene 200 empleados en planta y 30 fuera de convenio. El año pasado comenzaron los primeros problemas en los ingenios, porque no tenían plata para pagar los sueldos y no podían empezar la zafra. Incluso, terminó la molienda mucho antes que otros ingenios.

En el sector supermercadista, Luque desde hace unos meses que venía pagando los sueldos en cuotas o a través de tickets. Pero en los últimos días, la situación se hizo insostenible porque los trabajadores veían el faltante de mercadería.

El empresario pagó hace un año US$200 M por dos ingenios. Ahora lo embargó la Afi p

Miguel Zelaya, delegado de la cadena de supermercados en Tucumán, explicó a BAE Negocios que "el dueño nos dijo que no tenía plata para pagar sueldos ni para reponer la mercadería. Ayer nos dijo que la empresa estaba quebrada, la situación es muy grave. La Afip le embargó todo el dinero que tenía para pagar sueldos, porque les debía 8 cuotas".

La situación es muy compleja. "En la reunión de ayer con el Gobierno tucumano, Luque le ofreció al estado provincial que tome en garantía el ingenio y el molino, pero que le hagan un préstamo para poder seguir adelante. Sabemos que la empresa tuvo una caída de ventas superior al 30%, pero necesitamos que el Gobierno nos ayude como ayudó a Carrefour o a los call centers tucumanos para no perder 1.200 puestos de trabajo", dijo el delegado.

Desilusionado
En el inicio de la zafra 2019, Emilio Luque trató al presidente Mauricio Macri de mentiroso. "Pareciera que el gobierno nacional nos ha abandonado, que se ha ensañado con Tucumán. Teníamos un país distinto, creímos en la apuesta de alguien (Macri) al que apoyamos, y mucho. Nos mintió con la pobreza cero y la inflación de un dígito. ¿Adónde está señor presidente lo que nos prometió?".