Los indicadores del primer semestre de 2018 que mostraron una inflación del 16% y un peso que se devaluó un 56%, arrastrando consigo el sueño de muchos argentinos que querían viajar al exterior, tuvo como contrapartida que se reforzara el negocio de la nieve.

Los principales centros de esquí mostraron un crecimiento de la actividad en las primeras semanas de la temporada de invierno. En los distintos centros turísticos de invierno, según pudo saber BAE Negocios, el crecimiento en la demanda no se limitó al turismo nacional sino que también favoreció la llegada de visitantes del extranjero.

"Hoy en día contamos con un 23% de esquiadores más que en la misma fecha de 2017, unos 75.800 día esquiador", comentó Juan Pablo Padial, gerente comercial de Chapelco Ski Resort. "Este año no hay competencia en Chile", continuó el directivo, "los precios ya no son tan baratos, el destino está relegado y más argentinos eligen destinos turísticos nacionales para esquiar y comprar".

Diego Piquín, director del Ente Mixto de Promoción de Bariloche, coincidió en que hay más turistas nacionales que eligieron viajar a un destino argentino antes que a Miami o a Chile. "Resulta más negocio viajar e ir de shopping en el país", aseguró. Al hablar de visitantes, Piquín también concuerda, aunque prefiere ser más cauto a la hora de dar una cifra. "Creemos que vamos a cerrar la temporada con un crecimiento del 10%, unas 280.000 personas durante la temporada, pero la cifra quizás pueda ser mayor", aseguró.

En el centro de esquí de Las Leñas sucede algo similar. Sebastián Otegui, gerente comercial, sostuvo que "la temporada está superando las expectativas con mayor cantidad de visitantes al momento", aunque afirmó que es probable que la devaluación tenga algún impacto en los próximos meses. Otegui observó que el centro está con un incremento en la ocupación hotelera con respecto al período del año anterior.

El financiamiento y las preventas también impulsaron la elección de los argentinos. Padial explicó que para ellos fue central mantener las cuotas sin interés, y que en casi el 100% de las compras nacionales se usa esta herramienta. La situación se repite en Mendoza, donde Otegui aseguró que "el 95% de los clientes utiliza alguna de las financiaciones ofrecidas con tarjetas de crédito".

A pesar del crecimiento de los destinos turísticos de invierno en la temporada alta de 2018, hay segmentos que quedaron relegados. "La devaluación benefició la llegada de turistas que pertenecen a un nivel socioeconómico medio-alto que prefirieron gastar en pesos, pero quienes pertenecen a sectores de niveles medio-bajo debieron reducir gastos", explicó director del Ente Mixto.

Cruzar la frontera

El número de visitas internacionales también tuvo un fuerte crecimiento de una temporada a la otra. Piquín confirmó que a pesar de no tener estadísticas de la temporada que todavía transcurre, hay una clara tendencia en el crecimiento de turistas del exterior, en su mayoría brasileños y que alcanzan un total del 90% del cupo de extranjeros. "El alza se debe a distintos factores: la principal es la conectividad aérea, que permite tener vuelos directos, pero también sumó la devolución del IVA y la pauta publicitaria, aunque sin dudas la devaluación fue el broche de oro", explicó.

La situación también se refleja en otros destinos. En Chapelco hubo un crecimiento importante de turistas extranjeros. "Representan un 30% del total de visitas, y aunque predominan los brasileños, también hay chilenos, paraguayos, uruguayos y peruanos", alegó Padial. En Las Leñas también se vive algo similar. "Recibimos nuevos esquiadores desde Perú, Uruguay y Venezuela", finalizó Ortegui.