La devaluación reconfiguró al sector turístico. En ese contexto, aquellos que hasta el verano pasado podían viajar a las playas brasileñas o a las del Caribe hoy evalúan lugares en la costa argentina.

Ese cambio de comportamiento ya comienza a repercutir en la demanda interna y, como consecuencia, en los precios de los pasajes aéreos.

El destino turístico que refleja mejor este proceso de transformación es Mar del Plata. Para este verano, los precios promedio de los tickets aéreos para ir a la Ciudad Feliz subieron 56%, comparado con la última temporada de verano.

Según los datos difundidos por el buscador de vuelos Viajala, volar a en enero de 2018 salía $2.432 y quien decida hacerlo en el primer mes del 2019 deberá pagar $3.823, lo que supone un aumento del 57 por ciento.

Volar a Mar del Plata en febrero será más accesible que en enero, aunque igualmente los precios sufrieron una suba importante. En 2018, llegar al Aeropuerto Internacional Astor Piazzolla desde Buenos Aires salía $2.259, y este verano el precio creció 55%, ya que un pasaje vale un promedio de $3.522.

"Históricamente hay mayor demanda en enero, y esto se ve reflejado en los precios, que son más altos", explicó a BAE Negocios, Mariano Basile, representante de ventas de Viajala Argentina y Chile.

No obstante, la ruta a Mar del Plata no es el única que subió sus precios. En general, los pasajes en avión para el 2019 aumentaron en promedio un 25% para enero y 30% en febrero.

Si se segmenta, el incremento en los vuelos de cabotaje para enero es del 15%, mientras que para el mes siguiente es del 18,75 por ciento.

Por otro lado, hay varios destinos cuya demanda se ve afectada en esta época del año y, como consecuencia de ello, los precios de los pasajes cayeron.

Volar en enero de Buenos Aires a Corrientes será 18% más barato en 2019 ($6.441) que hacerlo hace un año ($7.933). Algo similar ocurre durante el mismo período en la ruta entre Capital Federal y Neuquén, donde volar el próximo año vale 11% menos ($4.608), contra los $5.148 de principio de 2018.

"Las subas o bajas en los precios pueden ser por varios motivos: la eliminación de la banda mínima, las low cost o incluso destinos que son más atractivos en verano. Siempre el que tiene flexibilidad a la hora de elegir una fecha para viajar puede sacar mejor provecho de los precios", aseguró Basile. El directivo también destacó que variables como volar entre semana y una mayor anticipación a la hora de sacar el boleto hacen que los viajeros puedan viajar por menos dinero.

En el sector ya están sintiendo el aumento de la demanda en cabotaje. "La venta de pasajes para enero y febrero creció alrededor de 30% en comparación a los meses anteriores", explica Lucia Ginzo, directora de Comunicaciones Corporativas de Flybondi.

Pero a pesar de que ha caído la demanda de pasajes al exterior, algunos argentinos que en el pasado pudieron ahorrar dólares todavía se animan a salir del país. Según explican desde Viajala, a la hora de buscar una playa las prefieren de arenas blancas y aguas transparentes. Es que dentro del top five de enero, sólo una es nacional: Mar del Plata. El resto de los destinos son internacionales: Rio de Janeiro, Florianópolis, Cancún y Cartagena.

Aquellos que buscan viajar al exterior se encuentran con un aumento de precios de los pasajes en gran parte de los destinos. En promedio para enero, los vuelos a Brasil subieron un 23% en pesos. Por ejemplo, volar a Florianópolis es un 47% más caro el próximo año ($15.922), que lo que fue este año ($10.831).

El aumento es aún mayor para febrero. Los pasajes a Brasil en 2019 salen un 30% más que en el 2018. Ir a Florianópolis en un avión pasó de valer $9.287 a $14.904, lo que representa un alza del 60 por ciento.

Lugares más lejanos como Miami, La Habana y Punta Cana muestran aumentos en los precios de los tickets aéreos cercanos al 45 por ciento.

Llegada de turistas

Por su parte, alentados por el cambio favorable, los turistas extranjeros comienzan a interesarse en el país. Según el estudio, para el próximo verano crece la demanda de búsquedas para viajar al país desde Chile y Ecuador. Fuentes de Aerolíneas Argentinas aseguraron que esta temporada "de acuerdo a lo proyectado y debido al tipo de cambio, se espera una mayor afluencia de extranjeros que en años anteriores".