Operadores de puertos públicos y privados de la Argentina coincidieron en la necesidad de avanzar con una reforma tributaria que modifique fundamentalmente los impuestos a las Ganancias, los Ingresos Brutos y a los créditos y débitos bancarios, pero consideraron que los cambios en materia laboral, necesarios también para el sector, no deben reducir los derechos adquiridos por los trabajadores.

“Tenemos el triple de la presión tributaria que Paraguay”, aseguró a Télam el presidente del Consejo Portuario Argentino (CPA), Angel Elías, durante el XXVI Congreso Latinoamericano de Puertos, que se desarrolla en la ciudad uruguaya de Punta del Este.

Destacó que “algunas de las cuestiones que se están discutiendo en la reforma tributaria van a terminar alineando el sistema fiscal para lo que hoy está discutiendo el sector portuario, que es la recuperación de la marina mercante”.

Y agregó que los gremios dicen que el Estado tiene que bajar las imposiciones, y el Estado dice ‘estamos dispuestos a hacerlo’, pero en un punto que no se llegue a comprometer, por el excesivo costo fiscal, el financiamiento público”, subrayó Elias.