El precio de los smartphones seguirá a la baja en 2018, después de que se liquide el stock de equipos producidos en Tierra del Fuego bajo las condiciones actuales y a partir de la vigencia del acuerdo de competitividad para la industria tecnológica fueguina firmado la semana pasada, coincidieron representantes de una de las marcas de equipos y la consultora Internacional Data Corporation (IDC).

En un mercado donde el precio promedio de los equipos más vendidos subió a $4.600, la previsión es que el impacto del acuerdo alcanzado entre la Nación, la Provincia, los fabricantes y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) sea una merma de los valores, “pero antes hay que liquidar el stock”, indicó el responsable de Motorola Argentina, Germán Grecco.

Agregó que además de la natural tendencia a la baja de los precios de la tecnología, “estamos esperando la fecha de la implementación del acuerdo para salir agresivamente con precios muy competitivos”.

Según la consultora IDC los precios de los teléfonos inteligentes van a acusar el impacto de la modificación impositiva del acuerdo pero recién “hacia el 2018, y con una merma inferior al 5%”, dijo a la agencia Télam el analista senior de la consultora, Sebastián Novoa.

La previsión de IDC es que el mercado argentino a fines de este año habrá incorporado 13,5 millones de nuevos teléfonos móviles, de los cuales 11 millones fueron producidos en Tierra del Fuego y un porcentaje muy bajo corresponde a los equipos Apple ingresados legalmente al país.

La diferencia, es decir 2,5 millones de unidades, corresponde a los teléfonos contrabandeados.

Grecco, quien participó de la presentación del nuevo modelo de la marca, G5S+, consideró que la medida fiscal “indirectamente” representará un freno para el contrabando al acercar los precios de los equipos.