Las productoras locales de videojuegos no quieren depender de un mercado nacional que tiene constante vaivenes y siguen buscando oportunidades para exportar sus productos.

La alta competencia que hoy encuentran en países como Estados Unidos, Francia y Alemania los hace buscar otros rumbos. En la actualidad, mercados como México o Colombia aparecen como los más apetecibles.

En ese contexto, los referentes locales buscarán sacar provecho de la expo argentina ‘Game Show Coca-Cola For Me’, una megamuestra que se desarrollará desde hoy hasta el domingo en Buenos Aires. Allí, tendrán contacto con las principales empresas extranjeras de la industria y aprovecharán para cerrar nuevos negocios. “En el encuentro habrá charlas de las marcas líderes y profesionales del gaming”, indica Natalia Cina, responsable de Comunicación de la exposición.

En la actualidad, existen 155 estudios repartidos en 38 ciudades de Argentina, que emplean a cerca de 1.000 personas, según las estadísticas de juegosargentinos.org.

“En el país, la mayoría de las empresas se especializaba en los juegos para celulares. Sin embargo, ese segmento se está saturando y comienza a surgir los desarrollos para PC’, explica Alejandro Iparraguirre, Co Fundador de FundAV (Fundación Argentina de Videojuegos), quien además agrega que hay muy pocas firmas nacionales que hagan desarrollos para consolas.

Se estima que este año la industria mundial de videojuegos tendrá un ingresó que u$s100.000 millones.

En ese contexto, América latina tiene un crecimiento de casi 14% en relación a 2016. Argentina, que a nivel mundial está rankeada en la posición 21, detenta el tercer lugar en la clasifi cación regional, con un volumen de negocios de más de u$s420 millones. Por delante está México, con u$s1.400 millones y Brasil, con u$s1.300 millones, mientras que Colombia mueve casi u$s300 millones, según el reporte de la firma de análisis Newzoo.