Pequeños productores protagonizaron ayer frente al Congreso un "verdurazo" para protestar por la situación que atraviesa el sector y entregaron unos 20 mil kilos de mercaderías a decenas de jubilados que se acercaron a la plaza.

"Llevo una bolsa con lo que me dieron. Soy jubilada y cobro la mínima: para mí, ahora, es indispensable comer y vivir", expresó una mujer a la agencia NA que se presentó para recibir verduras.

Para evitar incidentes por la cantidad de gente, los organizadores de la protesta, pertenecientes a la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT), entregaban bolsas con un peso promedio de 5 kilos.

Nahuel, uno de los productores participantes de la protesta, afirmó: "los alquileres aumentan constantemente, hay diferencias del 400% en lo que sale de la quinta y lo que se paga en los negocios y el gobierno no ha tomado una sola medida" a favor del sector.

"No podemos tener un diálogo con el Gobierno, ni con el Ministerio de Agroindustria: no han tratado ni una propuesta de las que les llevamos", dijo el productor.