La provincia de La Pampa se suma a la promoción de inversiones para la generación de energía limpia. En ese sentido, tiene un plan de mediano plazo que le permitirá instalar cinco plantas fotovoltaicas en puntos estratégicos del territorio para acoplarlas al tendido actual y comenzar el reemplazo que la época demanda.

La provincia inició un programa de reconversión, con proyectos estratégicos en las puntas de línea ubicadas en Victorica, Caleufú, Algarrobo del Aguila, Rancul y Alvear, además de una planta de generación térmica en General Pico.

Para el desarrollo de estas plantas de energía solar, la provincia busca inversiones de base por 30 millones de dólares, aprovechando las facilidades que el nuevo marco regulatorio, impositivo, laboral y productivo que la provincia ofrece a través de I-COMEX. Las plantas tienen una vida útil de 25 años y un valor residual cero, lo que permitirá un cambio sustancial en la matriz energética.

"Además de promover un cambio en la matriz energética alineado con las políticas de mitigación del cambio climático, las ventajas de estos sistemas radican en la eficiencia energética, dado que la introducción de potencia coincidiría con los momentos de mayor demanda nominal de energía, con una eficiencia de costos mayor y por ende una proyección de rentabilidad más sustentable", dijo el director ejecutivo de la Agencia I-COMEX, Sebastián Lastiri.

Pero el energético no es el único sector en el que trabaja I-COMEX. Con el objetivo de impulsar la transformación de la matriz productiva de la provincia, el gobierno pampeano y la agencia lanzaron un plan estratégico de estímulo a la inversión privada directa para los próximos 10 años con programas de financiación, reducción de tasas, beneficios impositivos, subsidios al empleo privado y marcos regulatorios dinámicos y eficientes.

La provincia se prepara para recibir negocios por 10.000 millones de pesos a lo largo de 2022 en todas las ramas de la industria, desde la tradicional agroindustria a la energía y el complejo textil, desde el software y el comercio electrónico a las empresas del conocimiento.

Para viabilizar estos proyectos, la provincia cuenta con una cartera de financiamiento por 5.000 millones de pesos a través del Banco de La Pampa y un paquete de beneficios integrados en las dimensiones laboral, impositiva y jurídico-regulatoria para acompañar la iniciativa inversora durante todo el proceso de desarrollo hasta su concreción.