La Cámara de Empresas de Servicios Inmobiliarios (Camesi) consideró necesario abrir una mesa de diálogo en el sector para resolver la situación de la empresa Re/Max, tras la decisión de la Inspección General de Justicia (IGJ) de declarar ilícitas sus operaciones bajo la modalidad de franquicia, y dar inicio a la acción judicial de disolución y liquidación de la firma. Re/Max ya avisó que apelará la decisión.

En un comunicado, el presidente de la Camesi, Alejandro Ginevra, instó al Colegio de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad (Cucicba), a los colegios provinciales y las cámaras del sector a conformar una mesa de diálogo, y "debatir entre corredores y matriculados" para encontrar "una solución" por "el bien" colectivo de la actividad.

La propuesta de la entidad, de la que Re/Max forma parte, surgió luego de la resolución de la IGJ, dispusiera la semana pasada y a instancias de un expediente abierto tras una denuncia del Cucicba, la condición de "ilícita" de la actividad de Re/Max bajo el régimen de franquicia.

Así lo estableció la Resolución 350/2020 del organismo, que dio inicio además a la acción judicial de disolución y liquidación de la firma

"Cuando surge un problema los corredores y matriculados, debemos sentarnos a debatirlo para buscar una solución y me parece que lo tenemos que resolver en casa", dijo Ginevra.

En este sentido, agregó: "Todos luchamos por lo mismo, que es modernizarnos, tener las mejores propiedades, hacer el mejor marketing, el mejor servicio, tratar de representar a quien nos toca representar de la mejor forma y con la mayor idoneidad".

El titular de Camesi mostró su preocupación "en caso de que esto avance y no se pueda trabajar con marcas internacionales o nacionales, porque lo mismo le sucedería a los abogados o a los grandes estudios de auditores".

"Si este tema avanza, es complicado ejercer actividades en la Argentina; no creo que eso llegue a suceder", concluyó.